Historias con zapatos

Medidas insuficientes

Las medidas municipales en torno a la prohibición para que los menores de edad no ingresen a las corridas de toros, peleas de gallos, y a lo que ahora se propone para  hacer extensivo el impedimento:   las funciones de lucha libre y el boxeo; establecidas con buenos propósitos, resultan insuficientes, y hasta cierto punto innecesarias.

Lo anterior se debe, y hasta es obvio decirlo, que los medios de comunicación: televisión, radio, prensa e internet, al dedicar parte de sus espacios a  promover implícita o explícitamente  la violencia, se encuentran fuera  de todo control local y abiertos al público en general sin ninguna restricción.

Existe algo que  vislumbra la situación al respecto cuando se afirma, con mucha razón, que las cosas que se sacan por la puerta no tardarán en entrar por la ventana. En este punto se encuentra el escaso impacto  que pueden causar las propuestas municipales ya aprobadas.

La explotación mediática de la violencia insertada en la comercialización que da buenos dividendos económicos a las empresas de comunicación, es de difícil combate. Dado el caso, sería más conveniente manejar una campaña en contra de la violencia a nivel municipal con  hijos y padres de familia,  con el sistema educativo  y con otras instancias sociales que colaboren para hacer una amplia difusión sobre el asunto.

Otra aspecto que hace deficitarias  las propuestas municipales en su  establecimiento, es que sólo son restrictivas y el Ayuntamiento no  ofrece nada a cambio para compensar la implantación de las medidas, pues no existe en nuestra ciudad una oferta de entretenimiento social y cultural de fin de semana lo suficientemente  atractiva que motive a los niños y adolescentes dejar a un lado la televisión, el internet, el cine, los teléfonos celulares y los videojuegos, para dedicar su tiempo a otro tipo de satisfactores benéficos.

Los siempre presupuestos limitados y limitantes que el municipio ofrece a sus instituciones sociales y culturales imposibilitan programar de manera constante, actividades para niños y jóvenes de alto impacto que sean lo suficientemente atractivas por sus contenidos.

Lo anterior también ocurre con la propuesta del sistema educativo guanajuatense para que los escolares no usen  teléfonos celulares dentro de los colegios, ¿pero qué se les ofrece como intercambio?