Historias con zapatos

Iniciativa de dudosa aprobación

No obstante a que Enrique Peña Nieto, Presidente de México, ha reconocido el fracaso de la batalla contra las drogas en el país y a nivel mundial, y aceptado que, a pesar de su combate, no se ha logrado inhibir su producción,  tráfico y consumo, ha enviado al Congreso de la Unión una iniciativa que además de esquivar el problema medular en lo tocante a la regulación de la producción, tráfico y comercio de la marihuana en particular, contiene una serie de cabos sueltos que dificultan su aprobación de la manera en que ha sido enviada.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, por su parte, haciendo presión al Congreso para que la iniciativa del ejecutivo sobre la marihuana sea aprobada sin más, yaltocar uno de los aspectos más sensibles de la misma, urge al organismo en esta acción, con el argumento de la necesidadde la prontaliberación carcelaria de los infractores acusados de traficar con marihuana en las dosis que rebasan el gramaje permitido para el consumo personal. Con lo anterior, el ejecutivo nacional, también esquiva el citado problema medular al tomar la parte por el todo, o como se decía antaño: “El rábano por las hojas”.

No obstante a esta nueva visión del gobierno mexicano sobre la manera de cómo tratar el asunto de la marihuana al calificarlo inicialmente como un problema de salud nacional y mundial, el Secretario de Salud, José Narro Robles, insiste enque los cuerpos de seguridadpermanezcan enfrascados en  una “guerra” y “combate” contra las drogas como medida de control. En su discurso, plagado de buenos propósitos, Narro Robles afirma  que la dependencia realizará, en relación a las nuevas medidas para el tratamiento de las adicciones, programas efectivos y eficientes, una adecuada atención médica, y una regulación sanitaria más ágil y robusta.

El incremento a 28 gramos para el consumo de la marihuana de manera individual, deja al aire su legal obtención como producto y el establecimiento de una entidad que controle el procesamiento adecuado de la droga, el origen de su identidad, pureza y seguridad en beneficio del consumidor. Se dice que la sola aprobación en el consumo al citado gramaje, sólo incrementará la producción y el tráfico de la marihuana.