Historias con zapatos

Goya y los toros

Esporádicamente podemos ver en León, las obras de arte salidas de las manos de los grandes creadores europeos. Ahora se da una de esas ocasiones con la oportunidad de poder apreciar la obra gráfica del  pintor español  Francisco De Goya y Lucientes, mediante la presentación de cuarenta obras originales relacionadas con la llamada “Fiesta brava”. 

El conjunto de grabados denominados “La Tauromaquia” que fueron realizados al aguafuerte, aguatinta, con punta seca y buril sobre papel, son de contenido eminentemente taurino y nos ofrecen, en su inicio, una serie de estampas históricas que reflejan los antecedentes de las corridas de toros, prosiguiendo con la ilustración de las faenas realizadas por los toreros más famosos de la época del artista, para concluir con imágenes de algunos episodios de la lidia que acabaron en desenlaces trágicos.

La obra artística de Francisco de Goya, denominada “La Tauromaquia” será expuesta en la sede del Museo de la Ciudad de León ubicada en la calle de Pedro Moreno 227 a partir del próximo jueves 10 de noviembre del año en curso, cuya inauguración se efectuará a las ocho de la noche, permaneciendo en exhibición hasta el mes de enero del próximo año.

Después de la muerte de su esposa, Goya ya no quiso recibir más encargos de los aristócratas y dedicó su trabajo, a partir del año de 1816, a los temas relacionados con la vida del pueblo y las corridas de toros.

Antes de morir, Francisco de Goya realizó cuatro litografías de una serie titulada “Los toros de Burdeos”, falleciendo en aquella ciudad francesa un 16 de abril de 1828 a la edad de 82 años.

La anterior administración municipal de María Bárbara Botello, mandó instalar en algunas calles del Centro Histórico, unas enormes bolas de cemento, con la finalidad de que los vehículos transitaran por un solo carril, uno detrás de otro, y así evitar, según la apreciación de las autoridades encargadas de su implementación, el congestionamiento vial.

 

Por ser ociosa su postura

Pararon en el  panteón

Como muertos sin sepultura

Quedando en inútiles petardos

Sin gloria ni destello

Otrora dijeron que con los “Bolardos”

Se hizo bolas Bárbara Botello.