Historias con zapatos

Formación política

Es indispensable que con establecimiento de una ley general que regule las actividades de los partidos políticos, cuyo dictamen se discute actualmente en la Cámara de Senadores y donde queda incluido  normar los derechos y obligaciones de sus militantes, debe considerarse el condicionar a los candidatos que aspiren a una reelección en el Senado y en la Cámara de Diputados a nivel  federal y estatal, tener una previa formación  y  capacitación político administrativa dentro del ámbito legislativo.

En la aplicación de la propuesta anterior, se deberá considerar  el compromiso de realizar su labor, enarbolando una ética política y asimismo poder  modificar algunos aspectos en el desarrollo de las funciones de los integrantes de los congresos para desterrar viejas prácticas nocivas que han deteriorado la imagen actual que se tiene tanto de senadores como de diputados. Es necesario fomentar una participación activa con conocimiento de causa, en el análisis, crítica y discusión de las propuestas legislativas. 

Evitar y sancionar ausentismos y el desinterés  por parte de los congresistas sobre los asuntos tratados. Censurar la  utilización del cargo para influir en  asuntos de carácter oficial o particular. 

Combatir la mala política llamada popularmente “grilla”, la cual es empleada desde la tribuna para emitir discursos sin sentido con la finalidad de ofender a los contrincantes.  Es importante realizar una revisión del presupuesto que se autodesignan ambas Cámaras, para que éste se ajuste a una realidad económica y social nacional. 

Sancionar al funcionario que cobre de cuotas para favorecer el destino a ciertas entidades del país de los recursos económicos presupuestales. Se sospecha que tanto senadores como diputados piden a los asesores e instituciones que  participan para apoyarlos en sus funciones legislativas, una determinada cantidad económica como condicionante para ser contratados. 

Otro de los asuntos no incluidos en la llamada reforma electoral fue la negativa a eliminar a los llamados  plurinominales, cuyas curules fueron concedidas por los gobiernos priistas anteriores para aparentar una apertura democrática y poner una nota de color en los debates camerales. Sólo hay que recordar el manotazo que recibiera en la nuca  Porfirio Muñoz Ledo por increpar al entonces jefe del ejecutivo, Carlos Salinas de Gortari.

Todo lo anteriormente solicitado, puede ser semejante a una carta enviada con muchas pretensiones  a Santa Claus o a los Reyes Magos  y como soñador inveterado que soy, cuando encuentre cerca del árbol navideño el excremento del caballo, como en el chiste del niño optimista, creeré que el animal anda por ahí rondando y que tarde o temprano lo encontraré.

Por otra parte, ante las acusaciones de la justicia estadounidense en contra del exgobernardor tamaulipeco Tomás Yarrington, se rumora que él ya   tiene  preparada una Remigton para contestarles.