Historias con zapatos

Exabruptos

Para conservar las siguientes declaraciones dentro del lado oscuro de una historia de las mentalidades que dé cuenta de nuestro actual acontecer, tenemos lo afirmado por Alejandro García Ruiz, ex diputado por el PRI en el Distrito Federal, quien dijo que “las leyes como las mujeres, se hicieron para violarlas”. Además de sospechar que García Ruiz padece un trastorno mental, acusa un alto grado de misoginia y es posible que sea impulsivamente violento al emplear su sexualidad. ¿Será probable que el mismo partido político lo vuelva a considerar para un cargo de elección popular?, de ser así, se confirmaría que los demonios andan sueltos dentro del revolucionario, dada la exoneración sobre las acusaciones que se le hicieron al priista Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, involucrado en una red de prostitución. 

 Otro dato que alimentaría la citada historia, es la afirmación de José María de la Torre, Obispo de Aguascalientes, quien ha denostado con sus palabras a los homosexuales, al decir: “mañana cualquier cosa va a ser familia. Se podrá casar un señor con un perrito y van a adoptar perritos, (para) darlos en herencia”. Además, absurdamente, tacha a los homosexuales de “invertidos”. Decir “burradas” como lo hace De la Torre, denota una gran ignorancia y una preocupante incapacidad de raciocinio.

 Y quien secunda por el mismo tenor al Obispo de Aguascalientes, es el vocero del Obispado de Culiacán, Esteban Robles Sánchez quien declaró que “a pesar que el Papa Francisco ha manifestado respetar a los homosexuales, “hay instrucciones” para cesar a los sacerdotes y seminaristas que se les compruebe que tienen una vida sexual activa”. Malo para el clero, porque ante tal acoso, los sinaloenses se quedarán sin oficiantes. Siendo la sexualidad activa en los seres, por considerarse como uno de los impulsos vitales, es difícil que su contención no traiga otro tipo de síntomas malignos en las personas, ¿o qué, acaso sugeriría Robles Sánchez, aviesamente, la castración? 

 Y para quitarle el aire funesto y tremendista a la columna, rematamos con la gracejada de humor negro que hiciera Hilario Villanueva Ramírez, nuevamente presidente municipal de San Blas, Nayarit, quien al aceptar que en su anterior administración robó dinero de las arcas municipales, declaró que “fue bien poquito (lo que robé) porque la Presidencia de San Blas está bien pobre”, dijo. El “angelito” Villanueva Ramírez se encuentra acusado por el supuesto desfalco de 20 millones de pesos, ¡hágame usted el sacrosanto favor!