Historias con zapatos

Ex cárcel municipal

Durante muchos años se ha deseado que el inmueble  de la ex cárcel municipal pueda ser restaurado para dotar a la ciudad de un nuevo espacio cultural. Como una de las escasas edificaciones que mantienen íntegra su estructura arquitectónica merece ya incorporarse a la vida activa para favorecer la actividad  cultural y turística del centro histórico de la ciudad.

Durante el periodo anterior del gobierno municipal, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través de un programa de apoyo a la infraestructura cultural de los municipios, asignó la cantidad de diez millones de pesos para la rehabilitación del inmueble de la ex Cárcel Municipal, sin embargo por un conflicto de intereses entre los involucrados en el asunto, dicho presupuesto tiene año y medio sin ejercerse y se encuentra en peligro de ser retirado por la institución que hizo la donación.

De cancelarse la posibilidad de utilizar un recurso económico  difícilmente de obtenerse por otros medios para los fines antedichos por parte del gobierno municipal- ahora tan restringido económicamente hablando- CONACULTA vetaría al municipio de León para otorgarle futuras asignaciones. Solamente hay que recordar que el municipio ya adquirió el inmueble que ocupara la llamada “Plaza de Gallos”, el cual necesita de importantes recursos económicos para su rehabilitación, dado el deterioro arquitectónico que tiene.

Es de esperarse que las partes en conflicto reflexionen y procuren ver más allá de sus intereses personales y cedan en sus pretensiones a favor del  rescate inmobiliario cultural de la ciudad, mismo  que tiene otros faltantes pendientes, tales como la culminación de la obra de rehabilitación de la casa que fuera del arquitecto Luis Long y la tercera etapa en la rehabilitación del inmueble destinado para albergar el Museo de la Ciudad de León.

Una vez restaurada la ex cárcel municipal, el gobierno municipal por medio del Instituto Cultural de León  pretende establecer un museo que será destinado a las identidades de una población que cuenta con una amplia variedad al respecto. Cada familia y cada persona, nacida o avecindada en el  municipio lleva consigo una historia que sintetiza una ideosincracia, modos de vida, costumbres y tradiciones, las cuales al proyectarse mediante  sus expresiones formarían un rico e interesante mosaico cultural.

La idea de crear un museo sobre la identidad humana ya  tiene ahora su asiento definitivo; sin embargo, en su desarrollo tuvo diversos tropiezos,  uno entre ellos, fue la ocurrencia de pretender llamarle “Museo de la Leonicidad”, como si tratara de mostrar la trayectoria histórica de la famosa estirpe felina. Fue sin duda una chauvinista ocurrencia de alguien que de manera equivocada pondera que lo nuestro es lo mejor de lo mejor.