Historias con zapatos

Empoderamiento y ostentación

Se puede apreciar como una respuesta cruel a los tiroteos ocurridos durante los meses de septiembre y octubre del año que acaba por concluir, sobre todo al sucedido en el Campus de la Universidad de Sur de Texas, la reciente aprobación legal por parte del Gobernador de aquel Estado de la Unión Americana Greg Abbot, para el uso al cinto de todo tipo de armas.

El Estado de Texas inició este año aprobando la portación pública de armas, entre otras, indebidamente, las de los fusiles de combate AR-15 y Ak-47 a todo ciudadano.Con lo cual se levanta una prohibición existente desde hace 25 años. La principal impulsora de la medida ha sido la empresa “Open Carry Texas”.

En el ámbito del citado estado sureño, ocho armerías texanas son las mayores proveedoras de armas a los narcos mexicanos. De las 3 mil 800 armerías existentes, 300 de ellas, por una ley del Congreso Estadounidense, las identidades de los comerciantes permanecen en la confidencialidad. Y durante cuatro años se han rastreado más de 60 mil 000 armas empleadas en la violencia en México. Del monto del citado armamento, se detectaron 165 armas compradas en la armería texana “Glick Twins” y 120, en la empresa con una denominación kilométrica “Denny’s Pawn and Sporting Good” situada en la ciudad de Mc Allen.

No obstante de caer en la obviedad, es necesario insistir que las armas no tienen otro uso más que causar daño o matar a una persona, y si se exhiben será forzosamente para emplearlas; la licencia en su uso no es garantía para el control de la impulsividad y la agresión humanas. Las armas empoderan al portador, son la contraparte de su minusvalía y algo a punto de estallar de encontrarse uno con seres al borde de la demencia o la insensatez.

La débil posición respecto a las armas por parte del Presidente Estadounidense Barack Obama, cuyo gobierno es dominado por las decisiones de los Congresistas del Partido Republicano, se observaen el planteamiento que realizará junto con la Fiscalía General de aquella nación, para tomar acciones ejecutivas sólo en la ampliación de los nuevos requisitos de verificación para los compradores de armas de gran volumen.