Historias con zapatos

Christian Jean Pastor

Dentro de su trayectoria como educador y guía espiritual de varias generaciones de personas que lo respetan y admiran, Christian Jean, en un acto más de su entrega a la vida, nos ofrece el producto de su labor como fotógrafo mediante la creación una obra que va más allá de plasmar puntualmente en imágenes, la conformación arquitectónica de la ciudad de Guanajuato.

Es la poética de la imagen como parte de un mensaje que se traduce en un discurso filosófico- literario donde la luz que todo lo desvela, preside el descubrimiento de las formas. Las 14 obras fotográficas instaladas en el Museo de Arte e Historia de Guanajuato con el elocuente título “De silencios y laberintos” se encuentran a la vista pública para establecer un nutrido diálogo con el espectador.

Precisamente en las imágenes fotográficas de Christian Jean podemos encontrar la esencia de lo que siente y piensa un hombre pródigo, sabio y sencillo comoél lo es. Y basta una sola imagen donde el agua-luz cae como un manantial bajando las escalinatas de un callejón, para descubrir el prodigio de un instante interpretado y captado por quien, de antemano, lleva prendido como compromiso y atributo una concepción profunda de la existencia. Paso de peatones común, que al uso cotidiano es visto con indiferencia por el andante, pero resignificado ahora por una imagen afortunada.

En su quehacer, la sola técnica fotográfica, que para algunos es un artilugio que da renombre, para Christian Jean sólo es un sucedáneo útil para lograr sus más caros propósitos. Su obra es el mejor legado que podemos recibir gracias a la publicación de un libro que reúne el material expuesto y que motivó una conferencia y la citada exposición fotográfica.

Vicente Fox Quesada, ex Presidente de México, declaró que dentro de una década, todas las sustancias ahora ilegales: Mariguana, cocaína, heroína y metanfetaminas serán permitidas en nuestro país.

 

Para lanzar tal profecía

Qué yerba Fox fumaría

Al decir que en una decena

Las drogas serán algo así

Como el postre de la cena

Justificando al comensal

Quien al punto del frenesí

Dirá que su “recreación”no tiene culpa legal.