Entre tú y yo

El niño que llevamos dentro

Cuando somos niños la vida se trasforma en una aventura llena de momentos inolvidables, de problemas que duran un minuto, de rencores y peleas que al final nos unen más a las personas. Disfrutamos hasta el más mínimo detalle y no sabemos de la economía, ni distinguimos los mejores juguetes, mucho menos nos importa usar ropa de diseñador, ni sabemos de marcas. 

El compartir en casa diariamente nos hace ser tan felices, igual que festejamos con los triunfos del amigo, nos solidarizamos en sus pérdidas y tristezas, y compartimos los secretos de alma. 

Sin embargo, a lo largo de la vida, vemos con tristeza que vamos perdiendo esta maravilla, esta capacidad de ser niños y nos subimos a los barcos equivocados, donde competimos con los demás y nos preocupamos en ver quien tiene más, en lo material y en ocasiones perdemos el rumbo, nos embelsa el poder y nos llenamos de soberbia. 

Recordemos que todos llevamos nuestro niño interior y es importante dejarlo salir para retomar aquello que hemos olvidado hacer: sonreír sin tener un por qué, agradecer cada día por lo que la vida nos da, abrazar a la familia, disfrutar de nuestros seres queridos, jugar a recordar los mejores momentos que hemos vivido, aprender a disfrutar, porque la vida es una sola, día a día, porque no hay boleto de regreso. 

Es tiempo de reencontrar las cosas que valen la pena y las personas que también valen por lo que son, no por lo que tienen. 

Disfrutemos de comer un helado, dejemos de pensar en las calorías; encontremos algo que en nuestra niñez nos encantaba hacer y compartamos con los demás, es decir, con nuestros hijos, amigos, vecinos. 

Festejemos al superhéroe que fuimos y que podemos seguir siendo, al amigo inseparable y leal, a mamá y papá, a los hermanos que fueron los cómplices perfectos de la niñez, volvamos a retomar a ese niño que llevamos dentro y disfrutemos viendo la vida con los ojos de niño, para volver a sentir, a amar, a querer, a respetar y a valorar la vida por siempre.   



emilu.cazares@milenio.com