Entre tú y yo

La familia, el mayor tesoro

Hablando con mi compañera de trabajo Gloria Tallabas, ella me comentaba lo bonito que en su casa festejan  este 1 de marzo, Día de la Familia: se reúnen todos en un lugar, cada miembro de la familia porta una camiseta de un color específico, llevando impresos sus apellidos a manera de identificación. Me platica que  la convivencia es increíble y que cada año se van sumando los nuevos miembros  de la familia y así se van conociendo.

Las fotos y los recuerdos maravillosos de esas convivencias son los que ella atesora. Es por ello que hoy le agradezco que haya compartido un poco de esos momentos y yo aprovecho para pedir a todos que, en la medida de nuestras posibilidades, sigamos su ejemplo. Tal vez no vamos a tener el tiempo suficiente para organizar una reunión familiar tan grande o elaborada, pero sí lo podemos hacer junto a nuestras familias directas. 

Por ejemplo, bastaría con destinar un tiempo para hacer una actividad al aire libre junto a tu familia, andar en bicicleta, nadar, ir al cine, practicar juegos de mesa, compartir alguna comida, pero todo con el sello del tiempo dedicado sólo a la familia, es decir, dejemos nuestros celulares, iPads y tablets en un lado y prestemos todos los sentidos a nuestros hijos, esto sin duda será la  mejor inversión de nuestra vida.

Recordemos que el tiempo no espera y que los hijos día a día crecen. Como esposos, papás, abuelos, tíos, primos, debemos disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos, de sus enseñanzas, del valor de la unión. Porque sea cual sea la situación, la familia siempre estará para nosotros, para apoyarnos y escucharnos.No esperemos que lleguen momentos tristes para demostrar nuestro amor a la familia, cultivemos ese amor que nos une día a día. Disfrutemos, valoremos esos momentos que son sólo nuestros y, sobretodo, tengamos en cuenta que éstos son irrepetibles. Este domingo da gracias a Dios o a la vida por brindarte una familia y cultiva ese amor que será el lazo perdurable de toda la vida. Nunca olvides que la familia es tu mayor tesoro.   


emilu.cazares@milenio.com