Entre tú y yo

La balanza

Debemos tener en cuenta que lograr un balance, un equilibrio es una parte importante en nuestras vidas, y tenemos que tener en cuenta que esta balanza debe estar equitativa en sus dos lados. En algunos momentos nuestra balanza como seres humanos se puede ladear para uno u otro lado, sin embargo no debemos peemitir que esto se quede así por más tiempo. Tal vez si sólo fueran unos instantes no pasaría nada, pero si durara mucho tiempo desequilibrada afectará sin duda nuestra vida. Puntos a destacar para tener una buena balanza sería demostrar el amor, la generosidad, el respeto y la práctica de los valores que nos ayudan a buscar el equilibrio en la balanza. Debemos caminar con la congruencia, no dejemos que nos gane la prisa, la falta de voluntad o la ineficiencia. La suma de voluntades nos ayudará a encontrar el equilibrio en la balanza que regirá nuestra vida. Hay que destacar que cada uno tenemos nuestro propio  equilibrio particular, y en la balanza  de la vida lo importante es encontrar ese punto medio y ayudar a nuestros hijos a buscarlo, pues será primordial en su desarrollo, en todas las etapas de su vida.La balanza cambiará dependiendo de lo que estemos viviendo, pero lo que debemos recordar es que cada etapa tiene un equilibrio perfecto, por ello trabajar los valores y fomentarlos desde pequeños nos hará llegar a nuestras cantidades exactas para lograr la balanza perfecta.Es bueno reflexionar en cómo está nuestra balanza y es fácil pensar que se podría haber hecho mucho mejor uso de ese tiempo de vida ya consumido, por lo que la reflexión nos puede dejar un cierto sabor amargo, de lo que pudo ser y no fue, de errores y fracasos. Pero esas crisis pueden ayudar a rectificar, a tomar conciencia de los errores y ponerles remedio para volver al equilibrio. Podemos sacar provecho de esa reflexión en la medida en que ese balance nos deje la esperanza de cambiar.Recordemos que son tan malos los excesos como las carencias, así que abramos los ojos y apoyemos  a los que queremos a buscar la voluntad de lograr una armonía perfecta para la balanza de la vida. 


emilu.cazares@milenio.com