Entre tú y yo

Prometer para cumplir

Hablar es fácil, prometer también, pero cumplir es todo un reto. ¿Qué significa cumplir? Es realizar un trabajo o una tarea, una encomienda en tiempo y de manera acertada, con todo lo que prometió hacer al respecto.  Muchas veces somos muy dados a prometer cosas y luego nos olvidamos de lo que prometimos, son detalles que nos pasan de largo porque se nos olvidan, no lo consideramos importante o simplemente no nos interesan.  Por eso es importante no prometer lo que no será, ya que empeñamos nuestras palabra, en ello, y de no cumplir estaremos fallando como personas. Cuántas veces decimos a los niños frases como : “Al rato te llevo”, “Cuando llegues te lo doy”, “ Mañana te lo compro”, cosas que la mayoría de las veces no cumplimos y pensamos que estas palabras son sólo excusas, sin reparar en el daño que estamos haciendo a nuestros hijos, quienes ven mermada su fe en nosotros, y lo que es peor,  que estamos enseñándolos a no cumplir promesas, por lo que de grandes no podremos quejarnos de esta horrible costumbre que tendrán, ya que nosotros contribuimos en propiciarla. Debemos ser honestos y leales a nuestra palabra, claros , concretos y prometer sólo aquello que podemos cumplir, pues eso es una base importante de la honradez. No podemos andar por la vida diciendo tal cosa y al final entregando otra, de ahí que “del dicho al hecho hay mucho trecho”, o “te dieron gato por liebre”. Es importante ser personas íntegras y hablar con la verdad y con claridad, por el respeto que merecen los demás. Un sí es un sí y un no es un no, aquí no existen medias tintas. En todos los ámbitos del ser humano las promesas son para cumplirse. En el trabajo no hay que crear falsas expectativas o promesas que no se darán; en la casa no podemos utilizar las promesas para salir del paso, con los amigos esta prohibido tener promesas no cumplidas y mucho menos con la familia.  En fin, una promesa es algo que debes hacer y antes de hacerla debes cerciorarte de que la podrás cumplir, es mejor alguien que promete poco pero cumple, que uno que promete mucho y nada cumple, por lo que recuerda: una promesa se cumple, ya que es tu honabilidad la que la sella.   



emilu.cazares@milenio.com