Entre tú y yo

Limpieza

Después de las fiestas Patrias tenemos que tomar un momento para limpiar. Un puente largo y una celebración en familia o con amigos nos lleva a retomar nuestros  hábitos de limpieza profunda días después. Para eliminar los olores que quedan en tu casa después de haber cocinado, pon al fuego agua con la cáscara de un limón, un clavo de especia, una pizca de canela y un poco de azúcar. Al hervir, eliminará el olor de la cocina y dará un agradable aroma al ambiente. Recordemos que a veces algunos de los restos de comida que echamos en el bote de la basura  desprenden mal olor, sobre todo en verano, con las altas temperaturas. Para eliminar este problema existe una solución fácil y eficaz. Cubre el fondo del cubo con una capa fina de arena para gatos y encima coloca la bolsa. Además, si algún líquido gotea, la arena lo absorberá. Si el extractor de la cocina está sucio, impide la correcta eliminación de vapores y olores. Siempre antes de limpiar el extractor recuerda desenchufar o desconectar el interruptor de contacto. Cada vez que cocine pasa un paño humedecido con desengrasante por la campana del extractor para que no se acumule la grasa. Retira las rejillas que actúan de filtro (son muy fáciles de quitar), rocía con un antigrasa y dejar actuar. Mientras tanto, limpia el interior de la campana con una esponja humedecida con amoniaco, teniendo cuidado de no mojar el motor. Seca y limpia el exterior de la campana. Si es de acero inoxidable, utiliza agua con una cucharadita de bicarbonato. Remueve la grasa de las rejillas con un cepillo pequeño, aclara con agua bien caliente y deja secar bien, luego coloca en su lugar. Las encimeras deberán estar despejadas para facilitar su limpieza. No utilices cuchillos para retirar incrustaciones, puedes frotar con una esponja de nylon especial para superficies delicadas. Las encimeras de mármol son muy delicadas, necesitan un tratamiento para impermeabilizar su porosidad. Limpia con un paño con agua jabonoso (con lavavajillas), aclara y seca inmediatamente. Las encimeras plastificadas son especiales para limpiar con agua y una cucharadita de bicarbonato, para luego aclarar con agua y secar. Las encimeras de maderas como el arce, teca o caoba deben limpiarse con aceite de teca o linaza en el sentido de la veta de la madera. Espero que estos prácticos consejos te sean de utilidad.   



emilu.cazares@milenio.com