Entre tú y yo

Energía positiva en la vida

Ser positivo es una cualidad, pues al darle la mejor cara al tiempo duro es cuando se logra salir adelante, así es como definiría a mi amiga Ángeles. Ella es una mujer luchona y llena de energía, su motor en la vida es sin duda su hijo Mario, en el que ha logrado sacar las mejores cualidades y por lo que es una madre afortunada, ya que en el encuentra todo el apoyo, cariño y comprensión. Momentos inolvidables hemos compartido en familia, muchos muy especiales, algunos llenos de alegría y otros no tan buenos. Pero de qué otra manera se hacen los lazos de amistad, sino estando en todos los momentos de la vida. Creo con firmeza que Dios tiene sus tiempos y que no debes caer en desesperación, pues todo tendrá que tomar su lugar a corto o a mediano plazo y lo importante es no desistir y seguir como lo haces querida Ángeles, al pie del cañón, sacando las fuerzas del corazón para enfrentar todas las batallas. Además es importante recalcar que mientras se goza de salud ante cualquier negro panorama, tenemos que seguir como lo haces tú, porque Dios te abre caminos para elegir y somos nosotros los que debemos avanzar. Admiro tu forma de pensar y tu positivismo ante cualquier adversidad. Siempre sigues adelante, nunca te rindes, eso es lo que sin duda ve tu hijo y admira, como yo, de ti. La fuerzas con las que luchas, sin importar las piedras del camino. Recordemos que no siempre podemos transitar por una súper carretera de la vida, en ocasiones nos toca la terrecería, pero lo importante es continuar, porque los caminos nunca son los mismos y tampoco son para siempre. Creo que eres una luchadora y que además tienes una protección especial desde el cielo, tu mamá que nunca te dejará de llevar de la mano y recuerda que quien siembra,  cosecha, y tu has sembrado mucho, por ello todos los que te conocemos te queremos a ti y a tu familia, porque sabemos lo que vales. Estas son sólo son una pequeñas líneas, muy merecidas. Bien pudiera enumerar muchas de tus cualidades y lo mucho que te quiero, pero es corto el espacio para hacerlo, sólo te digo que para quienes no tuvimos la fortuna de tener hermanas, esta clase de amistad es invaluable. Gracias por ser tan especial y sabes que siempre podrás contar conmigo, mi querida amiga María de los Ángeles López.   



emilu.cazares@milenio.com