Entre tú y yo

Atrapados en el celular

Alerta: ¡En China ya existe un carril especial para los adictos al celular! Emergencia, facilidad, oficina móvil, múltiples son las opciones y ventajas que tenemos con el celular. Lo cierto es que cada día son más las aplicaciones, más los formatos, más los tamaños, colores, peso, etcétera, de los celulares. Estoy de acuerdo en que nos han facilitado la vida. Para quienes trabajan, la herramienta es muy buena, ya que son una oficina móvil que te ayuda a resolver los problemas al instante, que te acerca a los clientes, que te mantiene informado, posee el buscador más grande del mundo para cualquier duda, y en el caso de los estudiantes también es de gran ayuda, pues viven en la época de la tecnología, podríamos decir que muchos se preocupan más en si se pierde el celular que si se pierde la mascota. Es imperativo no quedar atrapado en sus redes.  Parece de risa, pero es una realidad que el celular te atrapa y ya no puedes dejarlo, es totalmente adictivo, por ello debes tener conciencia de lo que hace por ti y lo que hace contigo. Si abres los ojos, no es tan cierto que te acerca a las personas, porque antes las visitabas y te cerciorabas de cómo estaban realmente, física y anímicamente. Luego eso lo sustituimos por una llamada, que al menos te permitía percibir su tono de voz; pero hoy tan sólo mandas un Watts o un mensaje y listo misión cumplida, la persona te puede poner lo que tu quieres escuchar, y lo más grave, ocultarte la realidad de lo que le pasa. Otro claro ejemplo es cuando viajabas y conversabas con los que lo hacían contigo, ahora ni en trayectos cortos ni en largos se cruzan las palabras, sólo se escucha un pequeño tecleo y una risa de la que no sabes el origen. Es triste y real que muchas personas se sientan a comer con el móvil y se la pasan contestando los miles de mensajes, ignorando a los demás. A veces es ridículo, pero he visto a quienes piden permiso a sus papás a través del celular, aún cuando están en la misma casa. Ojo papás, es nuestro deber enseñar a nuestros hijos a usar la tecnología  y evitar que éste los use a ellos. La comunicación directa es importante para fortalecer los lazos en la familia, que serán el pilar de la sociedad. Estamos enfrentando muchos retos y uno de ellos es la tecnología celular, sumemos esfuerzos y evitemos que los miembros de nuestra familia queden atrapados en el celular. 



emilu.cazares@milenio.com