Columna Invitada

Moreirazo

El tema (MILENIO Jalisco, 24/11/14) nos regaló la reciente historia de algunos ayuntamientos del estado que siguiendo al ex gobernador de Coahuila, ex Presidente del PRI, han endeudado a sus municipios impunemente con un gasto que seguramente no será una inversión productiva generadora de empleos, gasto suntuario al viejo estilo del PRI, progreso improductivo.

A pesar del plus de 10 mmdp que recibió el estado de Jalisco de la federación, según el secretario de Planeación, Administración y Finanzas del estado, no observamos crítica de cómo se permite la contratación inmoderada de deuda pública de esos siete municipios con más de mil por ciento y 14 con más de cien por ciento.

En la nota de MILENIO no observo que el Secretario de Finanzas haya advertido, cuando menos, que esa deuda no está claramente sustentada por sus pupilos o mejor, por sus acólitos gastalones. Se limita a decir con cierto triunfalismo que a resultas de combatir la evasión fiscal –que desde luego aplaudimos- las finanzas públicas han mejorado, razón por la cual la federación le puso una estrellita por 10 mmdp. No convence del todo el razonamiento porque esa dádiva incuba el huevo de la serpiente de la política que no se administra por planeación –la construcción del futuro- sino por criterios opacos fuera de la visibilidad ciudadana. Está en proceso la ley de Transparencia y Rendición de Cuentas que falta ver la calidad en su operación porque creada la ley, creada la trampa. Mientras no tengamos un sitio en internet de e-gobierno en los tres niveles de decisión no estaremos tranquilos en la aplicación de los recursos públicos, pues, la discrecionalidad de gobernadores y ediles desviarán la aplicación de los recursos por sus “calzones”. De ahí la crítica de la comentocracia de que nuestros gobernadores son virreyes y los ediles sus cortesanos.

Esa antigualla del federalismo, defendida ahora por la conferencia de gobernadores, necesita una reforma política para acotar el poder de representación asentado en la Constitución. Con razón se percibe  que el modelo presidencial está agotado; se requiere transitar a un modelo parlamentario o semiparlamentario donde el Presidente sea el representante del Estado y el primer ministro haga gobierno. 

Desde luego, estamos de acuerdo con la opinión  del investigador del CUCEA Edmundo Hernández Claro en que la recaudación del predial está por los suelos en los municipios. En Arandas el predial en este año, no rebasó los dos mil pesos en los inscritos en el padrón en las zonas privilegiadas. Nada. Pero ningún edil se atreve a mover la situación heredada del clientelismo porque, ya lo sabemos, existen pocos ciudadanos, libres y responsables que acepten sus obligaciones de acuerdo a la ley.