Ahora que me acuerdo

Orquídea de plata 2014

La poesía es un llamado inapelable para nuestro pueblo; eso en Santiago de Anaya lo saben muy bien, y lo reivindican desde la tradición. La “Orquídea de Plata”, es el premio popular más significativo en el Valle del Mezquital, y una costumbre irrenunciable que ha permitido a los poetas de la región, exponer y confortar su obra, además de decir lo suyo.

El pasado sábado 26 de julio, las letras fueron blandidas para “levantar las sombras” en el Valle, con la entrega de este galardón. La organización este año fue complicada para los integrantes del comité encargado de disponer lo necesario para la celebración, pues a pesar de ser el único concurso de poesía en el estado que ha sobrevivido por tanto tiempo, y de su importancia para la cultura regional y estatal, son muchas las ediciones que no han contado con el apoyo del gobierno municipal. Afortunadamente, este año el Comité Organizador de la Fiesta Patronal y las autoridades de la Escuela Secundaria Técnica No. 17, dispusieron recursos en efectivo y especie, para los premios y la logística del evento.

Esta vez se eliminó la categoría para menores de 21 años, supongo que por falta de recursos para otorgar los premios, pero con eso los jóvenes pierden la posibilidad de competir contra otros de su edad, y pasan a medirse con los mayores, lo que algunas veces los pone en circunstancias adversas entre las que priva la desventaja.

Debo también decir que ampliamente reconozco la valiosa aportación que el comité de feria y su presidente han hecho, pues en el pasado, otras organizaciones no siempre han favorecido la realización de este certamen; sin embargo, creo que aún podrían aportar más recursos y apoyo, pues considero que esta jornada cultural es tanto o más importante que otras actividades para las que se destinan recursos ciertamente elevados durante las fiestas. Según los datos que recibí, la presidencia municipal no aportó recursos significativos para esta edición del concurso (esa ha sido la historia de muchos años por acá).

En 2013, recuerdo, los ganadores de ediciones pasadas, fueron reunidos por el edil, para recibir un reconocimiento y un presente; en ese evento, fue anunciado que el concurso se trasladaría a la feria gastronómica, para darle un espacio más apropiado y digno, pero la feria 2014 pasó sin Orquídea de Plata y sin que alguien dijera algo al respecto. Fue entonces que la E.S.T. No. 17 asumió la responsable organización durante los festejos del señor Santiago.

Me emocionó ver cómo el director de la escuela y las profesoras de la academia de español, hicieron suya la jornada y con los recursos a su mano, no dejaron que una vez más, como en algún año anterior, pasara el blanco esta ocasión de celebrar al Valle desde la palabra. Pero me parece importante señalar la insistencia expresa por no reconocer las celebraciones de los años 2012, 2011, 2010, 2009, 2008 y 2007, pues en palabras de los organizadores, el concurso tenía 7 años de no realizarse, dato que es incorrecto, pues durante este periodo, incluso uno de los fundadores del certamen, el profesor Herlindo Cerón, recibió una “Orquídea de Plata” especial, como reconocimiento a sus aportes y trabajo en favor de esta justa literaria. Durante esos 7 años desconocidos por la organización actual, poetas importantes como Mayté Olivares, Oscar Baños y el propio J. Concepción Jaén, entre otros, se alzaron con el primer lugar; amén de los 3 ganadores de la sección juvenil, que consiguieron el galardón en las únicas ediciones que se ofreciera la oportunidad de que los jóvenes compitieran de este modo.

Pero más allá de las consideraciones, insisto en reconocer ampliamente a la organización de la escuela donde comenzó la historia. Ojalá en los años siguiente se vuelva a abrir el concurso al resto del estado, lo que favorecerá una mayor competencia, y obligará a nuestros paisanos poetas, a elevar la calidad de su poesía, trascendiendo a los poemas “inventario”, a los que de pronto nos llegamos a acostumbrar: poemas donde el poeta se dedica sobre todo a enlistar lugares, costumbres, flora, fauna, platillos y fiestas, antes que ser revelador con su palabra, desde los elementos del Valle.

 J. Concepción Jaén obtuvo el primer lugar. El segundo lugar fue conquistado por su hermano Ildefonso Jaén, y el tercero por Ana Claro Santiago. Mi reconocimiento para ellos y para los que lo hicieron posible. 

Jamädi…