#ANDOMORELEANDO

De cómo hablando se entiende la gente

Después de 13 meses, 11 ediciones, 11 luminarias rehabilitadas, una convocatoria arquitectónica frustrada, 14 mil personas conviviendo, 120 artistas regalando su talento, 130 árboles donados y mucha tinta en los periódicos, en un período cortísimo de ocho días se llevaron a cabo tres reuniones con interesados sobre el ahora muy mentado #PaseoMorelos. En la primera el martes 3 de diciembre, invitado de lujo, el Ing. Miguel A. Riquelme, con aproximadamente 35 comerciantes y miembros de Moreleando, Ruedas del Desierto y Laguneros por la Paz, quien primero escuchó de viva voz la problemática no sólo de la Avenida sino del Centro Histórico en general, así como los temores por las consecuencias de un proyecto del cual solo se conocían detalles por los medios de comunicación, para él después anunciar mientras delineaba su Plan de Trabajo, las intenciones de iluminar toda la Morelos en Enero 2014, inyectar 20 millones de pesos al Centro cada año de su administración y crear una Policía para el Centro Histórico. A raíz de ésta, el sábado 7 en la Cámara de Comercio y después el martes 10 en los salones de lo que fuera el Banco Rural, el proyectista responsable expuso a comerciantes, Moreleando, directivos de la administración estatal actual, funcionarios municipales a punto de tomar posesión así como representantes de cámaras empresariales e industriales un polémico proyecto que iba volando a convertirse en otra #PlazaMayor, caso paradigmático de demagogia, dispendio, endeudamiento, desinformación, incumplimiento de fechas, ilegalidad, opacidad, especulación y corrupción, que es a la vez la verdadera génesis de una inocua pero poderosa actividad: caminar la Av. Morelos, vivir la ciudad mientras se disfruta de eventos artísticos y culturales.  
Un ejercicio, el de transparentar las acciones de la autoridad mediante la exposición de planes y proyectos, a todas luces positivo y que a todos incomoda, a unos por no estar acostumbrados a rendir cuentas o explicaciones de sus acciones y a otros por no estar acostumbrados a pedirlas o a hacerlo como berrinche o posición inamovible. Ahí, se mencionó la palabra ‘democracia’, “estamos en una democracia y 55 siempre serán más que 45” dijo el futuro Secretario del Ayuntamiento, pero si con estas pláticas ese 55 se incrementa a 80 o 90, se acercan posiciones encontradas, se toma en cuenta la voz de los directamente afectados, se concilian intereses y una relación de poder vertical se transforma en una más horizontal que a su vez se traduzca en mayor transparencia, eficiencia y participación ciudadana, creo que la ciudad habrá aprovechado una oportunidad de oro para un mejor futuro con bases de convivencia más sólidas y Moreleando habrá cumplido algunos de sus objetivos: la articulación de la avenida e incidir en políticas públicas, todo esto catalizado por la diversión, el arte y la cultura caminando sobre la Morelos.


@moreleandoTRC/ Fb. Moreleando, de vuelta al centro/@rodrigodiazMK