#ANDOMORELEANDO

No controles

He aprendido en lo poco que me ha tocado vivir en este planeta, que cuando uno trata de controlar las cosas para que sucedan de la manera que egocéntricamente desea, siempre terminan mal, quizás se logran los objetivos deseados pero tarde que temprano, se cae el tinglado. Y el caso del #PaseoMorelos es uno que ilustra claramente mi punto.

Cuando a alguien o algunos en algún escritorio se le ocurrió que esa era la solución para «revivir» el centro de la ciudad nunca pensó en todas las consecuencias que esa decisión acarrearía, en todas las aristas que se debían tomar en cuenta. Y lo peor de todo es que al aferrarse a la dichosa mágica solución, día tras día, ve obstáculo tras obstáculo para su expedita y pronta terminación. 

Primero, nunca se le asignaron recursos suficientes en tiempo y forma para la planeación y materialización adecuada; segundo, forzando las cosas, buscaron simular una convocatoria mediante el Colegio de Arquitectos que se les cayó a la primera de cambio; tercero, licitan en lo oscuro y sin la correcta difusión para que gane el arquitecto preferido con un proyecto inviable que la mínima articulación ciudadana cambia en lo general; cuarto, crean un Consejo Ciudadano que sirve para anunciar, “primero que nada hay que hacer trabajos subterráneos donde nos vamos a gastar todo el dinero”; quinto, arrancan en noviembre una primera etapa anunciando a los cuatro vientos que en cinco meses acabarían 18 cuadras y es fecha que no pasan de las primeras dos; sexto, justo cuando las obras menos lo necesitan para avanzar, la lluvia cae y les deshace sus planes; séptimo… saben que, ya mejor le paro porque creo que ya dejé muy claro mi punto. 

Ellos quisieron hacer SU Paseo Morelos, a SU manera, en SUS tiempos, y lo único que han conseguido es que la cosa no fluya, que no funcione, lo malo de todo esto es que NOSOTROS somos los que pagamos las consecuencias de su egoísmo, controlador, ocurrente, no consensado y mal planeado, siendo que fuimos NOSOTROS los que volvimos al centro, NOSOTROS los que revivimos la avenida, NOSOTROS los que invertimos en la Morelos.

¿Pero a ellos qué? derrúmbese el mundo a su alrededor que a ELLOS les sigue llegando su quincenita puntual. 


@rodrigodiazMK