#ANDOMORELEANDO

Ruedas del Desierto

Mayo 2011, la violencia en las calles es pan de cada día, la Plaza Mayor un hueco desolado y el #Moreirazo estaba a punto de explotarnos a todos en la cara. En ese contexto y dentro de uno de los poquísimos aciertos de la arrinconada administración Olmos, el Paseo Colón, surge uno de los movimientos ciudadanos laguneros de mayor impacto en la vida social, cultural y política de nuestra ciudad: Ruedas del Desierto.


Raíz indiscutible de una explosión de activismo ciudadano en la Laguna, ahí nacieron casi todos, si no es que todos, los colectivos ciclistas urbanos en la región. En sus primeras rodadas coincidimos los hermanos Jorge y Mauricio Ruvalcaba, José González, Eduardo Rentería y sobre todos, Francisco Valdés Perezgasga. Su carrera como activista lo precedía, el asistir fue una mezcla de curiosidad, respetoy la oportunidad de conocerlo, aprender y convivir más de cerca con él. Al enterarme vía las redes sociales, pensé que era algo que tenía que vivir. Mi primera salida fue a Lerdo, segunda o tercera del colectivo, se sentía en el ambiente una energía de camaradería alegre pero a la vez transgresora, una vibra positiva por hacer algo que se salía de lo común, una intención de recuperar de manera lúdica lo que nos habían arrebatado, materializar el hacer algo que rompiera lo común.


Mis días con RdD fueron pocos pero importantísimos para encaminarnos a Jorge, José y a mi en la convicción que teníamos que actuar ya para cambiar el destino trágico de nuestra región.mpacto en la vida social, culturno tr ciudadanos de a pie eramos los que ts laguneros de mayor impacto en la vida social, cultur


En Moreleando siempre honramos esta raíz, quizá la más fuerte más no la única, por lo menos en cuanto a mi se refiere muchas otras incidieron en mi futuro activismo. Paseo Morelos es el catalizador principal, pero la generación de paz mediante el arte y la cultura, la incidencia en políticas públicas, la recuperación de la calle, son tareas que nos unen y lo seguirán haciendo, no solo con RdD sino con otras OSC’s que en distintas trincheras surgieron en esos azarosos años. Esta tarea que hemos elegido no es una sencilla y menos si se hace en solitario. Honor a quien honor merece, felicidades por esos cuatro años, la labor sigue y hay que darle porque esta nueva comunidad no se va a construir sola.


@rodrigodiazMK