#ANDOMORELEANDO

Acción – Reacción

El Paseo Morelos (PM) es un proyecto que tiene varios años cocinándoseque nomás no termina de cuajar. Yo siempre he dicho que cuando algo fluye y se va sincronizando es porque todo saldrá bien. Entonces ¿por qué, sí el espíritu de la obra busca una mejoría sustancial en la vida de nuestra ciudad y en específico de los habitantes del Centro no fluye como debería? Vayamos por partes, primero que nada la esencia consiste en peatonalizar una avenida icónica buscando que esta acción detone la actividad económica, su impulso inicial viene de la CANACOTO, teniendo eco en el Gobierno del Estado y con fondeo del Comité del ISN. Hasta ahíparece que vamos bien, la cosa se empieza a complicar cuando se cuestiona la razón de ser del proyecto ¿por qué la Morelos? ¿quién lo solicita? ¿por qué peatonalizar? ¿cuánto cuesta? ¿cómo afectará a la ciudad?, y termina por irse al traste cuando los intereses políticos cobran más importancia que el fondo real, cuando a pesar de innumerables estudios, planes y diagnósticos, con todo el gasto que eso conllevó, a ninguno se le hace caso, ni uno se utiliza porque “lo hicieron los otros”, al final una buena intención acaba siendo… una #ocurrencia.En ese sentido ¿cuál es la factor común en la implementación del PM y la de una hidroeléctrica en algún río que desarraigará comunidades o, sin ir más lejos, con la Plaza Mayor? La imposición del proyecto, el avasallamiento para establecer una visión desde el poder para satisfacer intereses económicos bastante alejados de las comunidades a las que se le impone. Todo esto, claro, aderezado con su buena dosis de corrupción, especulación, ilegalidad y acuerdos en lo oscurito #posAH.Sin embargo, a toda acción corresponde una reacción, y en este caso Moreleando fue una reacción anticipada a la imposición de un proyecto que no pertenece a ninguno de los actores involucrados directamente en la Morelos, porque fue una decisión desde las alturas que no se consensó con los posibles beneficiarios. Esta anticipación rindió sus frutos cuando, en la presente administración se retoma el proyecto del PM y se implementa un Consejo o Grupo de Trabajo en el cual se incluye a los ciudadanos representados por Moreleando, los comerciantes, vecinos, propietarios y otros grupos de la Sociedad Civil en el que comienza a fluir información, logrando de poco a poco un consenso donde se fueron logrando acuerdos. De esa manera laobrase salió de estar en una esfera meramente gubernamental,para moverse a una de participación y consenso ciudadano, por lo menos eso se vislumbraba porque después de una serie de reuniones y un silencio de meses, el 13 de noviembre se da el banderazo oficial para iniciar las obras de infraestructura subterránea del Paseo. Se nos invita por un mensaje de whatsapp y sorprendidos, decidimos no acudir y para mejor reforzar las reuniones con comerciantes y propietarios y así definir el plan de acción. El resultado fue una reunión con el Alcalde el pasado 24 de noviembre en la cual se obtuvieron una serie de acuerdos mínimos de información, transparencia y convivencia. ¿Cuáles fueron? Chequen el comunicado en nuestro Facebook y déjenos su opinión.  


@MoreleandoTRC @rodrigodiazMK