ELDP

Septiembre, mes del testamento

El testamento es el documento donde es plasmada la voluntad de una persona (testador) con respecto a su patrimonio, designando a las personas (herederos) que lo recibirán cuando esta fallezca. Su finalidad consiste en que el patrimonio perdure aun cuando el propietario muera, evitando una incertidumbre sobre el patrimonio del difunto.

Por esta razón, la Secretaría de Gobernación, junto con el Colegio Nacional del Notariado Mexicano y los Colegios de Notarios de los Estados, impulsan la iniciativa conjunta denominada "Septiembre, mes del testamento". Bajo este lema, los notarios buscan fomentar la cultura de la legalidad de este importante instrumento jurídico, ampliando su horario de atención al público, brindando asesoría gratuita para la realización de dicho documento y reduciendo el costo del testamento, que en Puebla es de 990 pesos, más IVA, buscando así, un mayor alcance para su otorgamiento.

El contar con un testamento tiene varios beneficios tales como: garantizar los derechos de propiedad y su transmisión en forma ordenada y pacífica; la designación de un tutor que se hará cargo de los menores hijos o incapaces; protege el patrimonio de la familia, asegurando que la propiedad de dichos bienes permanecerá en el seno familiar. La omisión del testamento puede traer como consecuencia que los herederos se enfrenten a gastos mucho mayores y pérdidas de tiempo, y en muchas ocasiones, a graves conflictos entre familiares.

Al fallecer una persona sin haber otorgado su testamento, sus bienes no pasan inmediatamente a los herederos o familiares que hubiera querido, sino que el juez o notario que conozcan del asunto, aplicando las reglas que marca la ley, determinará a qué personas se declarará como herederos y como albacea.

Otorgar un testamento no simboliza que alguien va a morir; se entiende mejor como un acto de responsabilidad para conservar la armonía y seguridad familiar, impidiendo posibles conflictos legales posteriores. El mejor momento para otorgar un testamento es hoy, cuando está en plenas condiciones para realizarlo y disfrutar de los beneficios que concede el mes del testamento.

JESÚS FELIPE MONTELONGO