ELDP

Verdad y mentira

La verdad os hará libres, dijo Jesús a los que habían creído en él. Este tema de la verdad y la mentira es sin duda una invitación al fantástico juego de la reflexión y el comentario. Suponemos que por fin todos dirán la verdad y que este mundo sea transparente es el pensamiento más iluso que pueda existir. Los animales también engañan a sus adversarios para escapar de ellos, quizá para nosotros sea simpática y nos parezca divertido pero para ellos supone la sobrevivencia. Inmersos en la sociedad, la mentira adquiere dimensiones mucho más complejas y retorcidas. Mentimos para procurarnos una imagen frente a los demás, para deshacernos de personas indeseables, para librarnos de responsabilidades, para estafar a los demás, etcétera, etcétera, lo curioso de todo esto es que la reflexión final del tema es que deberíamos aprender a mentir bien desde pequeños, desarrollar esta habilidad como uno de nuestros atributos, la doble moral y la educación nos atestan de advertencia de que no debemos decir mentiras, pero esto, en todo caso, es una condición autoritaria que nos somete y nos arrodilla frente a quienes nos están educando. Es un hecho que en el mundo jurídico el instrumental inmenso de las verdades y las mentiras de todo tipo –pequeñas, grandes, dolorosas, simuladas, retardadas, etc.-, tienen que formar parte del maletín de trabajo cotidiano actual y los abogados y los políticos, no pueden ni por un momento dejarlo olvidado en casa.

En una segunda parte del tema analizamos algunas de las técnicas de detección de la mentira en el ámbito forense. Consultando nuevos contenidos planteados por la nueva Psicología Jurídica desarrollada principalmente en España, analizamos estas técnicas propias del mundo penal y civil principalmente.

En un tercer espacio citamos la genial obra de Foucault llamada "La verdad y las formas jurídicas". Que desde los griegos comienza a buscarse la verdad a través de juramentos a los dioses, amenazados por ser castigados por ellos en caso de mentir". Aparece después el derecho Germánico donde la verdad es dejada de lado y dejando el poder y la violencia como forma de resolución de los conflictos jurídicos. En la primera parte de la edad media aparece el estado como tal, la figura del comendador y las diferencias se esclarecen viendo quién tiene más poder, qué prestigio tiene en la comunidad y qué opinaba un jurado del pueblo compuesto por personajes importantes a los que todos respetan –párrocos, hacendados, etcétera-.

Finalmente analizamos las diferencias principales entre la verdad jurídica –o procesal- y la verdad histórica. Con una suerte de acercamiento al nuevo sistema penal adversarial cuyo modelo supone la simplificación de los avatares de la justicia en nuestro país. Los invito cordialmente a conocer los contenidos del tema VIII "Verdad y mentira".

ABELARDO FERNÁNDEZ