ELDP

Linchamiento en Ajalpan: “ley de la selva”

El pasado lunes 19 de octubre, en el municipio de Ajalpan, Puebla, ocurrió un crimen horrendo: fueron linchados con brutal ferocidad dos jóvenes hermanos encuestadores de nombres Rey David y José Abraham, ambos de apellidos Copado Molina, por una multitud de aproximadamente mil habitantes quienes los golpearon con machetes, palos, piedras y varillas, para después rociarles gasolina y prenderles fuego e incinerarlos vivos en la plaza pública. Ambos jóvenes habían acudido a la referida comunidad enclavada en la Sierra Negra de la entidad poblana, con el fin lícito de llevar a cabo el levantamiento de encuestas acerca de temas relacionados con nutrición infantil, a cargo de una empresa demoscópica para la cual laboraban. Esta barbarie fue denotada supuestamente, debido a que confundieron a los "encuestadores" con "secuestradores". Confusión fonética o semántica, lo cierto es que las autoridades (Municipal y Estatal) se vieron rebasadas ante el motín y no pudieron evitar su muerte.

La Procuraduría General de Justicia de Puebla identificó a nueve pobladores de Ajalpan como los probables responsables del linchamiento de los encuestadores y confirmó que cinco personas ya fueron detenidas por los delitos de motín y homicidio calificado por ventaja y premeditación por motivo de incendio. Cabe señalar que debido a que en la región de Ajalpan está vigente el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, los imputados serán enjuiciados en audiencia pública y quizás llegue muy pronto a la etapa de juicio oral.

De acuerdo a investigaciones relacionadas con este fenómeno criminal, se sabe que han ocurrido 38 casos de linchamientos en Puebla desde el año 2010 a la fecha. Sin duda, esta cifra escalofriante demuestra el estado de ingobernabilidad que priva en diferentes municipios de la República Mexicana que mantienen altos índices de marginación y pobreza. Sin lugar a dudas, este linchamiento es una prueba del grave daño ocasionado al tejido social que comenzó hace casi una década con la supuesta "guerra" contra el narcotráfico emprendida por Felipe Calderón y que aún mantiene el actual gobierno federal.

A pesar de que el artículo 17 Constitucional establece que "Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho"; los linchamientos en México han venido incrementándose, originados por diversos factores, pero uno de los principales es la enorme desconfianza generada por la irritación popular ante los altos índices de inseguridad pública que los agravia y la impunidad. La responsabilidad por la ejecución de este delito no deberá quedar sin castigo, por el bien de la justicia.

Edmundo Ramsés