ELDP

La Actualidad de la Adopción en México

Esta figura jurídica es un argumento especial para formar a la familia, ya que tiene como particularidad el hecho de que uno o ambos cónyuges, no participan en la gestación biológica de la persona que obtiene la condición de hijo adoptivo, puesto que es la consecuencia de un vínculo paterno-filial instaurado por la norma jurídica. Contrario a la idiosincrasia dominante del siglo pasado en el que se buscaba la complacencia de los intereses de los adoptantes, la adopción ha sido reconocida como una disposición de auxilio para los niños despojados de un medio familiar; pero es ante todo, la posibilidad de brindar un hogar a un infante que por disímiles causas se ha desarrollado con la privación de amor y protección que solo puede encontrar en el seno familiar. Actualmente el tema a discusión es si la adopción por parejas del mismo sexo puede convertirse en un modelo familiar que permita el sano desarrollo del niño.

El conocimiento y ubicación del tema tanto en el plano nacional como estatal permitirá al legislador observar las necesidades en este terreno, con el fin de proponer reformas necesarias al marco jurídico que permitan robustecer en la legislación nacional la protección de los derechos humanos de la niñez en materia de adopción. A partir de diciembre del 2009, se reforma el Código Civil para el antes Distrito Federal constando el reconocimiento del matrimonio por homosexuales así como el concubinato, abriendo la posibilidad de la adopción. En países como Alemania, Bélgica, España, Países Bajos, Reino Unido, Suecia, es consentida la adopción por una pareja homoparental, aunque las condiciones varían en cada uno de ellos. Respecto de las consecuencias que en la vida diaria del niño tendrá la adopción por personas del mismo sexo, son desconocidas, internacionalmente existen pocas investigaciones, resultando observaciones parciales, puesto que son situaciones que se han presentado recientemente, desconociendo como esos niños llegarán a ser en su edad adulta, no hay suficientes pruebas para instaurar una certeza.

Las normas federales y locales deben salvaguardar el ejercicio, respeto, protección y promoción de los derechos de los niños, garantizando el derecho a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral, libre de violencia y discriminación. A la luz de lo anterior, no deben materializarse actos discriminatorios hacia las parejas homosexuales para que realicen la adopción, lo único que se debe de tener en cuenta es que los menores deben ser protegidos en todo momento y ser el centro de dicha institución y que reúnan los requisitos legales para tal protección.

FELIPE SALAZAR CRUZ