ELDP

Domicilio fiscal

El 1 de enero de 2014 se reformó la fracción V del Artículo 110 del Código Fiscal de la Federación (CFF), ampliando los supuestos sobre la ausencia en el domicilio fiscal y contemplando de tres meses a tres años de prisión.

Se endurecen las consecuencias legales aplicables a los contribuyentes que equivocadamente desocupan su domicilio fiscal o se desaparecen del mismo, sin presentar el aviso de cambio de Domicilio ante el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), ampliándose las hipótesis en que tal proceder indebido tipifica la comisión de un delito fiscal.

Cuando un contribuyente tiene una situación fiscal totalmente irregular (no ha presentado declaraciones, no lleva o no conserva contabilidad, tiene a su cargo créditos fiscales impagables, etcétera), y además no cuenta con una adecuada asesoría fiscal, muchas veces trata de escapar por la puerta falsa de desocupar su domicilio fiscal o de desaparecerse del mismo, sin presentar el Aviso de Cambio de Domicilio ante el RFC, lo que tipifica la probable comisión del delito fiscal en los siguientes casos:

a).- Después de que se ha iniciado la práctica de una visita domiciliaria o de una revisión de gabinete.

b).- Después de que se le ha notificado un crédito fiscal, y antes de que éste se haya garantizado, pagado o quedado sin efectos.

c).- Cuando ha transcurrido más de un año desde que el contribuyente desocupó su domicilio fiscal o se desapareció del mismo, y todavía no presenta el Aviso de Cambio de Domicilio ante el RFC; y,

d).- Cuando las autoridades fiscales no pueden iniciar una visita domiciliaria o una revisión de gabinete como consecuencia de que el contribuyente desocupó su domicilio fiscal o se desapareció del mismo, sin presentar el Aviso de Cambio de Domicilio ante el RFC.

Al respecto, se debe considerar que en lugar que el contribuyente incurra en este delito, lo que debe hacer es buscar la asesoría legal de un experto abogado fiscalista que solucione los problemas que lo inducen a incurrir en el delito que nos ocupa. También deben recurrir a dicha asesoría legal los miles y miles de contribuyentes que desafortunadamente ya incurren en dicho delito fiscal para resolver de fondo los problemas fiscales antes de ser aprehendidos.

“El que tenga ojos que vea, el que tenga oídos que escuche, y el que tenga entendimiento que analice”.

Alejandro Ponce

def_fiscal@yahoo.com.mx 

www.defensa-fiscal.com.mx