Bisnes en serio

“Y sin embargo se mueve…”

Chucho: Estimadísimo Bacho, la frase que da título al presente chat es una de esas que podemos llamar “multitask”, porque dependiendo del contexto, tiene hartas y múltiples aplicaciones, ¿no te lo parece así?

Bacho: ¡Pues ciertamente que seeee! Sin embargo, aquí la aplicación que pretendemos darle tiene que ver con la cuestión estratégica, pues de eso iba la última parte de nuestro chat la ocasión anterior. Y es que, aunque parezca difícil de creer, gran cantidad de negocios (entiéndase, empresas de todo tamaño, color y sabor) se mantienen en un ejercicio de operación diario sin que haya una estrategia determinada.

C: ¡Y eso sí que da miedo! Y es que, aunque el Don o Doñita que ha decidido abrir un “changarro” tiene mucho de experiencia y el doble de ganas de hacer las cosas bien, la combinación no es garantía de éxito.

B: Pues sí, y no, y ahí te va el por qué de mi ambivalencia (en la respuesta vaya): si entendemos éxito como la consecuencia de una permanencia en el mercado, el que haya aceptación de lo que se vende nos habla de constancia en alguna de las variables de la empresa, llámale servicio, sabor, ubicación, etc. Entonces, podemos inferir que hay intención en lo que se hace, y empíricamente habrá una estrategia ahí.

C: Aunque sea como el zacate: apareció por causas fortuitas y absolutamente fuera de planeación, seee...

B:Pueesss… seee… Ahora, yéndonos por el no, ir tan a la deriva, sin un análisis de las necesidades, sin objetivos a alcanzar, sin intencionalidad, sin clarificar o ennumerar las actividades para crecer y permanecer, la chamba refleja, como decías antes, el conjunto de buenas intenciones del Don o la Doñita.

C: Entonces, ¿para qué hacer estrategia? ¿para qué invertirle tiempo a un proceso que, la verdad, te lleva un buen rato realizar? Digo, si al final, con o sin, se tienen ciertos resultados, ¡pa’ qué nos desgastamos…!

B: ¡Pues para ser empresarios de a deveras! Recuerda que sin planeación o estrategias, la mayoría de los nuevos negocios se pierden en los primeros años de operación. La estrategia es un recurso que ayuda a que las ideas de los emprendedores lleguen más lejos, que aquellas que no la tienen. Es profesionalizarte.

C:Luego entonces, que mi negocio “se mueva”, es decir, que yo venda productos o servicios, no quiere decir que vaya del todo bien. O al menos, no en ese “bien” profesional que nos estás intentando explicar.

B: ¡Pues no! Si la idea es buena, hay que hacerla madurar y crecer, y de eso va el próximo chat, ¿va? Se.