Bisnes en serio

Nada de que ‘ahí se va…’

Chucho:Mi Bachio, el chat pasado ‘dejates’ a la banda ‘picas’ con tu rollo sobre cómo se debe planear, ejecutar y evaluar la generación de momentos de verdad, atención y lealtad en tus clientes,¡no limites Mai!

Bacho:Pero por supuesto que never de limón. ¡Al lector, lo que pida! Mira, no puedes darte el lujo de que algo tan importante quede abierto a la ocurrencia de tus colaboradores. ¿Qué tal que no amanecen con ánimo para ser atentos? Si no están en mood,nomás no les va a nacer hacerlo. Debes guiarlos, dirigirlos.

C:Es ‘correpto’, Mai. Por eso, debes tener procesos que clarifiquen las actividades de atención, calidez y calidad en el trato, la superación de expectativas, y obvio ¡su medición! No es ocurrencia, es estrategia, se.

B:Pero a verrrrsssss, Mai, vamos clarificándoles el punto. Debes asegurarte que en esos procesos exista lo siguiente: gente con una gran actitud de servicio, políticas para tomar decisiones en las que se respete, trate y haga sentir al cliente muy-muy bien. Así te libras de ‘cierta gente con iniciativa’, según dice el dicho.

C: ‘10-4, afirma’. Debes asignar recursos y comunicarlo con claridad a tu personal para que cuando comience a pedacearun momento de verdad con el cliente, la persona con autoridad en ese instantetenga la opción de otorgarle algún beneficio para recomponerese tropezón. ¡Hay que hacerle olvidar el mal rato!

B: ¡Sopas ‘sícierto’! También debe haber planes promocionales que consideren el otorgar algo adicional en ciertos momentos y con clientes clave premiando el que prefieran nuestra oferta y no la dela competencia.

C: Ándese… Lo ideal es premiar y fomentar su lealtad con beneficios económicos (incentivos racionales de conveniencia) o con beneficios emocionales (de reconocimiento y trato preferencial). ¡Detalles, detalles…!

B:¡Obviiiiii, eso también se define en los procesos! Se debe planear, diseñar de la mejor manera y también presupuestar. Digo, que quede claro que no es un gasto irrecuperable sino una inversión ¿cactas?

C:¡Todos esos recursos se recuperan cuando tus clientes sean leales!Entonces no necesitarás meter mucho varo peleary competir, ¡te vuelves inmune!¡Híjoles te pasas, tu nomás pones el dedo en la ‘galla’!

B:¡Yo qué o qué…! En la pelea por el mercado todo es inversión, aun los premios y regalitos. Quien no contempla el ‘chiquiar’ a su cliente minimiza sus opciones de retorno. De ello va el próximo, ¿sí? Seeee.