Bisnes en serio

Querer queriendo

Bacho: Bueno, bueno, ¿anybody home? Oyes, re-tomamos tema a propósito del fin de semana, ¿nop? Digo, nos quedamos hablando de los quereres del agente que trabaja contigo y la importancia de integrar un equipo de trabajo funcional, creativo, ético, comprometido y motivado, y pues el reto es uf, ¡buenísimo!

Chucho: Seeee. ‘Dijistes’ liderazgo, y sin duda es una parte muy importante porque es el líder el que selecciona, inspira, y apoya a su gente para hacerlos crecer e ir puliendo su nivel de desempeño. ¡Así, sí!

B: ¡Sí que lo es! El líder sabe lo que se quiere y lo que se necesita, y elige a los indicados, sobre todo si la microempresa apenas se está iniciando. Pero, ¿y si la empresa ya empezó y hay de todo como en botica?

C: ¡Shiales! ¿‘Pos cómo ‘elegistes’ entonces, Maaaai?, ¿lo menos malo o qué? Entonces lo que aplica es clarificar roles y objetivos, así como capacidades y habilidades. De ahí salen necesidades de capacitación.

B: ¡Shulada! Oyes, pero hablábamos de los sentires y quereres, o sea, de la parte emocional, y eso es oootra cosa. Ahí debemos de aplicar sistemas de escucha para ver sus complejos, frustraciones o traumas.

C: Sin duda mi Bacho! Y para esto es fundamental apoyarse en algún instrumento que nos clarifique lo que el personal está pensando, pero sobre todo sintiendo al trabajar en nuestra empresa. De ahí sale, ¿no?

B: ¡Claro! Se llama Clima laboral o Clima organizacional, y tiene que ver con lo que el empleado percibe como su ambiente. Con todo aquello que “rodea” a su trabajo y puede satisfacerlo o insatisfacerlo. ¡Pos oye!

C: ¡Ándale, ya torció la puerca el rabito! Si hay algo que no le agrada, pues hay que resolvérselo; si no, su productividad se merma y hasta sus actitudes terminan siendo factor de problema o resentimiento. ¡Aguas!

B: ¡Uuoórales! ¿Quéee tal? ¡Pos si no son robots! Son personas y sentimientos, y el trabajo no debe ser una tortura ni en las condiciones, ni en el trato, ni en el ambiente. ¡Claro que también se debe disfrutar eso!

C: Uy, ¡que si no! Pregúntale a los millenialls que son la nueva generación, y si no están a gusto, a pesar de la harta lana que les pagues, se van a ir con quien mejor los trate. Pero a verrss, ¿qué se mide con eso?

B: Por eeesoooo Mai, ¡me voy como hilo de media! Debes medir cómo perciben los trabajadores aspectos de la cultura de la empresa tales como: El trato del jefe, el ambiente con los compañeros, la comunicación, la rapidez de los apoyos y de la solución de problemas y conflictos, y por supuesto la lana que les pagas.

B: ¡Zácatelas! ¿Otra vez con la puerca esa? Es hielo quebradizo, y en la que sigue lo desgranamos, ¿va?