Bisnes en serio

‘Champú’ de cariño

Bacho: ¡Mi Maaaaai, soplan vientos cuaresmeños! ¿O son cuaresmales? Bueno, soplando que es gerundio, se. Nos quedamos en despepitar los ‘sentires’ del capital humano, ¿no? Es un te-ma-zo. Mai.

Chucho: Son cuaresmales y son de preparación mi querido Bacho. Así que a Dios rogando y con Del Mazo… ¡ah, no, ese era otro! Pues efectivamente, coincido en la importancia del tema, y es fundamental clarificarlo con los 2 lectores que tenemos, ¿o ya son 3? ¡Déjate venir que es polka y zapatéllale Maaai!

B: ¡Boinas! Así como es muy valioso en tu estrategia de comercialización, considerar los sentires del cliente en cuanto a experiencias que dejan huella emocional positiva para asegurar que nos sigan prefiriendo por sobre la competencia, hay que voltear hacia dentro de la empresa y ocuparnos de los sentires de los colaboradores. Ellos también son personas (neta sí son) y dan estructura a tu empresa.

C: ¡Así mismo lo es! Y son tan importantes, que ellos, como elemento clave de cualquier organización, determinan si ésta tendrá éxito o no. Su participación y nivel de desempeño hacen que la empresa jale, opere, realizan las acciones, resuelven los problemas y alcanzan los objetivos. Son los impres-cindi-bles.

B: ¡Lotería de 4 esquinas! Son tan importantes que aun y cuando la empresa tuviera la mejor tecnología del mercado, los mejores métodos y prácticas de negocio, el mejor producto o servicio, las mejores y más bonitas instalaciones, etc., si no tiene un personal comprometido y capaz, la empresa puede ir al fracaso.

C: Sin duda, Mai. Y rematando el punto, si la empresa tiene carencias y deficiencias razonablemente aceptables, un nivel de calidad intermedio, y una ejecución apenas suficiente, pero tiene un equipo de colaboradores capaz, comprometido, motivado, integrado, ético y creativo, la empresa puede llegar a ser bastante competitiva en cualquier tipo de mercado. El capital humano en verdad es y hace la diferencia.

B:¡Sopas, perico! Ahí nomás para identificar el nivel de importancia. Ahora, entonces, ¿cómo hacerle para lograr contar con un equipo así? ¿Cómo tener a los mejores y lograr integrarlos bien? A veerrss, ¿cómo?

C: ¡Pos primero lo first! Elige bien, sé un buen líder, compensa bien, tanto en lo económico como en lo emocional, y al igual que con los clientes, sorpréndelos de vez en cuando. ¡Tal cual, ahí está la fórmula!

B: ¡Y buenas, dijo el otro…! Es tema ganador, y en el próximo explicamos detalles de la poción, ¿va?