Bisnes en serio

Afectos y efectos

Chucho: Lo que no te mata te hace más fuerte, y este tiempo de reflexión y descanso es el preciso para retomar energías y reenfocarse en cosas ciertamente importantes, ¿o no, Mai?

Bacho: Así mesmamente lo es, mi Chucho, y por ello es menester recuperar lo último que comentamos en el chat pasado: conocer y medir las emociones y sentires de nuestra gente.

C: ¿Hablamos del equipo de trabajo, ‘verdá’? Porque si nos referimos a la prole familiar no les ha de estar haciendo mucha gracia que andemos chambeando y no en la blanca arena.

B: Esteeeee, seeeee… ¡Sí, Mai, del equipo de trabajo! Recuerda que comentábamos que tan o igual de importante es evaluar lo que nuestros colaboradores sienten de la empresa, sus valores, compromisos y similares. Conocer esta información nos ayudará a plantear mejores estrategias de desarrollo organizacional, que al final repercutirán en el exterior.

C: O séase, en el poder de nuestra oferta, ¡claro! Y es que, como dice el dicho, “el buen juez por su casa empieza”,  que quiere decir que así como nos ocupamos de evaluar los sentires de nuestros clientes, también debemos ocuparnos de nuestros clientes internos. Te-ma-zo.

B: ¡Uy, y que lo digas! Y no namás es importante para evitar pleitazos con el sindicado (ánimos y nunca se presente el caso, seee…) sino porque con esa información podemos crear programas efectivos de atención y desarrollo de nuestro personal, y eso se percibe.

C: ¡Cierto, los de afuera lo notan de inmediato! En el servicio, en la empatía, la emoción en la atención, y eso se traduce en posicionamiento, Mai. Percepción es realidad, remember.

B: Oh yes of corse, veri güel orrais. Si logramos que nuestra gente se sienta feliz en la empresa, de manera evidente proyectarán esas emociones y la gente se contagiará, volviendo a nosotros cada que quieran sentirse bien en el trato, el ambiente, el servicio.

C: ¡Chulada mayor! Pero para llegar hasta ahí, hay que implementar mecanismos de contacto y escucha, Mai, para que nuestros equipos tengan chance de hacer contacto, ¿no?

B: Y en esa parte es donde luego la regamos, Mai. Nos cerramos en la oficina y no pelamos.

C: #Noposguau. No podemos esperar que haya una excelente cultura organizacional si no le echamos ganitas a crear un clima laboral ad hoc, y eso se hace con herramientas claras.

B: Tales como empoderamiento, asertividad, sintonía de valores, liderazgo y comunicación efectivos. Se mezclan en un bowl, se aderezan con gratitud y compromiso ¡y listo! Mmm…

C: Para dedearse los chupes (¿o cómo era?) Los detalles de cada uno en el próximo, ¿va? Se.