Punto Porcentual

Reunión de amigos empresarios, propiciada por el IEST

Como es costumbre, el Foro Proyecciones Empresariales del Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas congregó a líderes internacionales en el rubro empresarial, durante el jueves 5 y viernes 6 de noviembre en el Gimnasio Burton E. Grossman.

Como gran final, se presentó el panel “Nuevos horizontes y tendencias laborales” moderado por Salvador Salazar Herrera, gerente de la Asociación de Industriales del Sur de Tamaulipas. Los integrantes de la mesa: Carlos Flores Villanueva, presidente de la AISTAC; Luis Apperti Llovet, presidente del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas y las Huastecas (cargo que dejará el próximo mes); y José Guadalupe Piñeyro Gómez, director de Chemours planta Altamira, antes conocida como DuPont.

Cuando tocó su turno, Apperti Llovet rompió todo protocolo para expresar lo siguiente:

“Es un enorme gusto estar con ustedes; AISTAC ha participado todos los años desde que empezó este Foro Proyecciones Empresariales; compartir un panel con mis amigos, con Carlos, con Pepe, con Salvador… pareciera que nos vemos muy seguido, pero a veces pasan meses y no tenemos oportunidad de platicar.

“Y creo que pocas veces, Carlos, Pepe, habíamos estado en un foro de un tema similar juntos. Hoy es una oportunidad, una experiencia única, la vamos a disfrutar. De verdad, muchas gracias y felicidades.

“Noté también que otra vez repiten su escenario con artículos reciclados. Qué padre detalle, me gusta mucho y felicito a los organizadores, son jóvenes muy entusiastas”.

Ya entrados en materia, los datos duros: Flores Villanueva advirtió que faltan materias primas para producir la petroquímica básica en México, por ello la inversión no ha sido la ideal ya que se obligan a importar insumos. Dijo que empresas como Petrotemex han sido exitosas porque han hecho eficientes sus costos.

Apperti Llovet afirmó que la economía está convulsionada, ya que el Dragón –entiéndase China- pasa por un momento complicado, Brasil va en caída libre, y México reporta un crecimiento de 2.4 por ciento.

Reconoció que el tipo de cambio peso-dólar no cae mal a las empresas exportadoras, pero la resaca dura meses por la reposición de inventarios. Indicó que, en un escenario ideal, la reforma energética bien manejada sería el motor del país, siempre y cuando se le apueste al mercado interno como ha sucedido en países como Estados Unidos.

A su vez, Piñeyro señaló que Chemours invirtió en la segunda línea de producción en Altamira, a pesar del panorama ensombrecido, porque la planta demostró competitividad en la producción de pigmento blanco en el mundo.

Así se desarrolló la mesa de amigos, para la comunidad estudiantil asistente.