Punto Porcentual

Nafin y el voto de confianza de Fitch

La firma contable Fitch Ratings ratificó las calificaciones en escala global de largo plazo en moneda extranjera y local de Nacional Financiera, S.N.C. (Nafin) en ‘BBB+’ y ‘A-’, respectivamente. Además, ratificó la de piso soporte en ‘BBB+’ y las calificaciones en escala nacional de largo y corto plazo en ‘AAA(mex)’ y ‘F1+(mex)’, respectivamente.

Fitch también ratificó las calificaciones de deuda quirografaria global de largo y corto plazo en ‘BBB+’ y ‘F2’, respectivamente. La calificación de deuda quirografaria local de largo plazo también fue ratificada en ‘AAA(mex)’. La Perspectiva de las calificaciones de largo plazo es Estable.

Entre los factores clave para estas calificaciones indica que están alineadas con las calificaciones soberanas de México y reflejan la probabilidad y propensión alta de apoyo del Gobierno Federal de México, si es necesario.

La propensión de soporte se basa en la garantía explícita de Nafin indicada en su Ley Orgánica (artículo 10) en la que menciona que el gobierno de México es responsable de las operaciones nacionales o extranjeras realizadas por Nafin.

Específicamente, el gobierno de México será responsable, en todo momento, por las operaciones realizadas por Nafin con personas físicas y empresas mexicanas, así como con instituciones no mexicanas privadas, gubernamentales e intergubernamentales, entre otras.

La propensión de soporte también considera el papel estratégico de Nafin y su relevancia alta en la ejecución de los objetivos económicos del Gobierno Federal mexicano. Aquí el punto a destacar: el papel principal de Nafin es fomentar el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas del sector privado, al proporcionar opciones de financiamiento y servicios generales.

Sus actividades crediticias se centran en préstamos de segundo piso (intermediarios financieros) y, en menor medida pero poco a poco creciendo, préstamos de primer piso. Sin embargo, el banco también se ha convertido en un jugador importante para proveer garantías crediticias, lo que complementa con un catálogo de productos que incluye factoraje, instrumentos financieros derivados y servicios fiduciarios.

La importancia de Nafin en el sector energético en México ha crecido desde la emisión de un bono verde de USD500 millones en los mercados internacionales a finales de 2015. Entre los proyectos del banco, están crecer en el financiamiento de proyectos de energía renovable actuales y futuros, así como continuar ofreciendo créditos a través de programas de inclusión financiera en México.

Que se traduzca en hechos, eso esperan las Pymes, las cuales se quejan de que los préstamos no llegan cuando se necesitan.