Punto Porcentual

IEXglobal y la economía para 2015

Nuestro articulista José Santana Zúñiga, socio director de IEXglobal Group SC, publicó ayer en la sección Negocios un interesante análisis de lo que está pasando con respecto al precio del barril y del dólar, si bien su punto de partida fue lo que Tamaulipas y México deben hacer para que los inversionistas interesados en llegar a la entidad, con los beneficios de la reforma energética, no lleven sus capitales a otros estados o, incluso, países.

Cabe hacer mención que algunos conceptos de su excelente texto quedaron fuera de la edición de ayer, mismos que aquí reproducimos:

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) afirma que México será la cuarta economía del mundo por cuanto a su tasa de crecimiento del PIB para el 2015 y la única fuera de Asia en alcanzar el 3.9%, solo detrás de China, India e Indonesia y que además así será también para el 2016 cuando menos; por encima de Corea del Sur, Sudáfrica, Reino Unido, España, Italia y Alemania.

Es una buena expectativa que hay que valorar en su justa dimensión. Ojalá se hagan las cosas bien hacia adentro para no hacer quedar mal a su presidente de origen tampiqueño José Ángel Gurría.

Otro indicador en el desempeño económico es la inflación. Se espera que esta ronde entre el 3.5 y el 4% para el 2015, sobre todo porque ya no habrá los gasolinazos mensuales, pero tendrá un escenario de mucha presión porque el tipo de cambio empujará a la alza los precios de los productos importados y eso repercutirá en el Índice Nacional de Precios y Cotizaciones de un país que como el nuestro depende mucho de las importaciones.

Por ahora, el tipo de cambio del peso frente al dólar está por encima de lo que el escenario más pesimista hubiera pronosticado al superar los 15 pesos por dólar. Esto es malo para las expectativas de inflación que serán, presionadas a la alza de no corregirse este desajuste, que se dice es solo coyuntural y no estructural, o sea que es pasajero pues, a decir de los políticos que dicen entenderle al asunto.

Al mismo tiempo esta devaluación traerá beneficios para la balanza comercial ya que empujará las exportaciones y tenderá a disminuir las importaciones, por lo que se esperaría una mejora en nuestra cuenta corriente.

En resumen, parece ser que si se corrigen algunos temas de coyuntura, la economía mexicana tiene excelentes expectativas, pero la tarea aun no está terminada.