Punto Porcentual

Contrastes del puerto de Altamira

En esta semana que concluye, vimos los dos lados de la moneda del puerto de Altamira.

El primero de ellos lo leímos el lunes, con las declaraciones de Salvador Sánchez Garza, director general de Infraestructura Portuaria Mexicana, con respecto a que este sitio no se ha acabado de construir por falta de carreteras.

La comunidad portuaria lo ha nombrado portavoz para impulsar la construcción de la vía Tampico-Ciudad Valles, para a su vez conectarse con la capital potosina y traer de regreso al turismo de nuestros hermanos huastecos. Es decir, el beneficio también va para la llamada “industria sin chimeneas”.

Ya se aclaró que esta vía no figura en los planes de la Federación para 2016, mas es firme la determinación de que es necesaria para el futuro al corto, mediano y largo plazo en la relación Tamaulipas-San Luis Potosí.

Un punto a favor para API Altamira es que comienza a resolverse el problema de la tarifa de agua, que amenazaba con sacar de competencia al empresariado local.

Sánchez Garza asegura contar con el apoyo de la clase política, desde el gobernador Egidio Torre Cantú, los diputados federales tamaulipecos y el alcalde Armando López Flores; sigue pendiente sumar al proyecto a los homólogos veracruzanos y potosinos, entre empresarios, legisladores, munícipes y gobernadores.

Con respecto al otro lado, ayer conocimos lo que API Altamira comienza a denominar la “recta final”, si bien le faltan 10 días a noviembre, más una quincena laboral a diciembre, por aquello de que el 16 comienzan las posadas y se relaja el trabajo.

Los resultados oficiales dicen que el crecimiento es del 5 por ciento en el periodo enero-octubre, con los más de 15 millones de toneladas operadas, 1 mil 500 embarcaciones atendidas, movilización de acero, granel mineral, cargas proyecto y buques de contenedores.

La Carga General Suelta subió 33 por ciento, al movilizar 2.5 millones de toneladas, entre movilización de torres eólicas, maquinaria para la industria cervecera, reactores, turbinas de vapor, entre otros.

La Carga Contenerizada sumó 546 mil 999 TEU‘s y 4.9 millones de toneladas, 9 y 12 por ciento de incremento respectivamente, por los volúmenes de autopartes, maquinaria, ácido tereftálico, productos químicos, resina, madera, cerveza, polímeros, papel, entre otros.

El Granel Mineral movió 3.3 millones de toneladas y un 12 por ciento de aumento; el Granel Agrícola subió 1 por ciento, con 364 mil 865 toneladas de maíz, grano seco destilado y arroz blanco.

Se movieron 68 mil 842 automóviles, 5 por ciento más que en el mismo periodo de 2014; los Fluidos representan 3.8 millones de toneladas. Altamira es, pues, una zona de contrastes.