Punto Porcentual

Bondades de reforma energética siguen sin llegar

A   nivel laboral, solamente en el sur de Tamaulipas hemos recibido noticias negativas. Y para variar, el dólar que ya comenzaba a disminuir su precio, repuntó en los últimos días de esta semana.

Claro, esto no es problema para las empresas en Altamira, en su mayoría de capital no mexicano, ya que al cotizar tanto los insumos como los productos terminados en la moneda norteamericana, mientras más caro sea, mejor.

Sin embargo, esta semana concluye con informes que pondrán a pensar a más de uno, como el anuncio que hizo el titular de Canacintra en Tampico, José Luis Purata Delgado, en el sentido de que el 70 por ciento de las empresas en la región son incapaces de mantener la plantilla laboral, por lo que siguen dándose despidos.

Es la consecuencia de una menor producción, si bien para las cabezas de la gran empresa es un proceso “normal” de adaptación, y es para evitar el “efecto dominó” que comenzó desde el anuncio de los recortes presupuestales emitidos desde el Gobierno Federal.

Obvio, todo depende del cristal con que se mire, porque a nivel internacional, México es un ejemplo a seguir en Latinoamérica en cuanto a la globalización, etcétera, etcétera.

También en esta semana conocimos el análisis de que Tamaulipas se caracteriza por ser de las entidades peor pagadas en el país, y solo unos cuantos especialistas que dominen matemáticas e inglés pueden acceder a salarios decorosos.

No en balde se ha reconocido, en particular a Tampico, como un gran exportador de talento en las diversas áreas y giros laborales, precisamente porque no se ha creado conciencia en la comunidad industrial de hacer región y conservar el activo humano, que en otras regiones, no solo del país sino a nivel internacional, están pidiendo a gritos.

A este escenario, sumémosle el de empresas que, si bien colocaron su primera piedra en febrero pasado, es fecha que todavía no arrancan las operaciones de construcción, como es el caso de la venezolana Silkimya.

Tuvo que ser el secretario general de la sección 212 del Sindicato de Petroquímicos, quien anunciara que la productora de sílica precipitada comenzará a edificarse a fines del presente semestre.

Ciertamente, también anunció que prosigue la construcción de la nueva planta en DuPont, empresa norteamericana que ha invertido en Altamira lo que no hará en el resto de México y Latinoamérica, por lo cual es una buena noticia. Tardada, pero buena al fin.

Ya nos han dicho los expertos que la bonanza energética tomará varios años; hay quienes afirman que comenzarán a verse hasta el siguiente sexenio presidencial. Mientras tanto, a seguir trabajando...