DRAGONES

¿Y los que se sientan a la izquierda?

Los términos izquierda política y derecha política, tuvieron su origen en la Asamblea Nacional Constituyente, surgida de la Revolución Francesa, donde se votó la propuesta de un artículo de la nueva Constitución en la que se establecía el veto absoluto del rey a las leyes aprobadas por la futura Asamblea Legislativa. Los diputados a favor de la propuesta, que suponía el mantenimiento del poder absoluto del monarca, se ubicaron a la derecha del presidente de la Asamblea. Los que estaban en contra y defendían que el rey sólo tuviera derecho a un veto suspensivo y limitado en el tiempo, situando la soberanía nacional por encima de la autoridad real, se ubicaron a la izquierda del presidente. Así el término izquierda quedó asociado a las opciones que promueven el cambio político y social, mientras que el término derecha a las que se oponen a dichos cambios.

Ser de izquierda es, desde ese entonces, optar por los pobres, indignarse ante la exclusión social, inconformarse con toda forma de injusticia o, como decía Bobbio, considerar una aberración la desigualdad social. En México, pregunto: ¿dónde está esa izquierda que lucha por el cambio social y se opone a la imposición de dogmas y paradigmas estáticos y anquilosados? ¿Por qué en México la izquierda visible se muestra reaccionaria, renuente a la evolución de los procesos políticos y económicos, adoradora de tótems sagrados?

¿Donde está, en México, la izquierda progresista, ilustrada, universal, igualitaria e intercultural, que gracias a sus luchas y triunfos políticos logró que en Europa se incrementaran los niveles de bienestar social?

¿Dónde está, en México, esa izquierda que en Chile regresa triunfante al poder gracias a que en su primer periodo de gobierno Michael Bachelet contribuyó a la igualdad social, al desarrollo económico y a la consolidación de los derechos  civiles? Sin que tales logros implicaran una confrontación con los agentes del mercado, por ejemplo, con las grandes empresas multinacionales que explotan y benefician los yacimientos cupríferos chilenos.

Amigo y hermano Miguel Marín, ¿dónde está escondida la izquierda mexicana a la que dices pertenecer y con la que deseo debatir respecto a la Reforma Energética? Con argumentos técnicos, no con adjetivos, insultos y descalificaciones.

columnadragones@yahoo.com