DRAGONES

El nuevo chip lagunero

Visité a un aguerrido empresario de La Laguna, quien por su bajo perfil no desea que mencione su nombre. Le dio gusto que Miguel Riquelme tenga la intención de poner en marcha el Instituto de Planeación y Competitividad de Torreón, una entidad donde sociedad y gobierno trabajarán en gobernanza, diseñando y concertando políticas públicas que levanten los indicadores de productividad y competitividad urbana de Torreón. Pero en realidad lo que quiero platicarles es algo mencionado por este empresario, algo que vale la pena reflexionar y abundar:

––Eduardo, es necesario que se mantengan los esfuerzos por erradicar de La Laguna los altos indicadores de inseguridad. Pero también es necesario que la acción política deje de concentrarse en la seguridad. A la región sólo la visitan los altos funcionarios de la Secretaría de Gobernación y los altos mandos del Ejército. A mi no me gusta que me inviten a reuniones donde nos hablan de muertos, de operativos, de índices delincuenciales. Quiero que me inviten a reuniones donde me hablen de infraestructura, de proyectos tecnológicos, de innovación y desarrollo, de perspectivas manufactureras, de dinámicas que levanten el turismo de negocios. ¿Por qué no nos ha visitado Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía federal? Deseo escuchar su opinión respecto al tan mentado nuevo parque industrial; porque tengo entendido que dicho espacio requerirá de dineros federales. Me interesa saber la visión de Ildefonso sobre las reales posibilidades de La Laguna para convertirse en anfitriona de las TI. Deseo platicar con Enrique Cabrero, Director de Conacyt. ¿Cómo cree él que debemos hacerle para convertir a la ciencia y a la tecnología en instrumentos del desarrollo local? Que venga Claudia Ruiz Massieu, Secretaria de Turismo, Alfonso Navarrete, Secretario del Trabajo, Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes. Que regrese más seguido a La Laguna nuestro paisano Enrique Martínez, titular de la Sagarpa.

Basta de pensar en operativos militares, en armas, policías y prisiones. Cambiemos el chip, imbuyámonos en sinergias modernas, globalizadoras, en dinámicas productivas. Abandonemos los discursos que se regodean de los males que padece la comarca.

Creo que tiene razón mi amigo el tata mandón empresarial.

columnadragones@yahoo.com