DRAGONES

Cuando el maestro se convierte en un guía

Paloma Noyola Bueno, ha sido considerada por la revista Wired como la sucesora de Steve Jobs, el fundador de Apple. Paloma es una niña que vive en Matamoros, Tamaulipas; y quien, de acuerdo con la Prueba Enlace 2012, obtuvo en México el mejor resultado en matemáticas. La considerada como sucesora del creador de un imperio tecnológico, e icono de la era del conocimiento, no es alumna de una cara escuela de élite mexicana.

Ella estudia en la primaria José Urbina López, ubicada en una zona urbana marginada, afectada por la violencia callejera, la prostitución y el trasiego de drogas. Lo excepcional del asunto es que en su escuela su caso no es excepcional. En dicha primaria diez de sus compañeros obtuvieron altos resultados en matemáticas y tres en español (Prueba Enlace 2012). ¿Por qué en las caras y prestigiadas escuelas mexicanas no ha surgido un estudiante que, como Paloma, sea considerado posible sucesor de Steve Jobs? Quizás sea porque el modelo educativo mexicano embone bien con la vieja “era fordiana” del siglo XX, pero no con la era del conocimiento, la innovación y la creatividad del Siglo XXI. El artículo de Wired destaca la manera en que el maestro Sergio Juárez implementó, en la escuelita José Urbina López, los experimentos de Sugata Mitra, un profesor de tecnología educativa de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido.

Sugata Mitra ha llevado a los infantes al mundo de la web a través de accesos supervisados. Encontró que los pequeños, si se les incentiva y confía en ellos, tienen capacidad para aprender por sí mismos, descubrir los temas que les apasionan y revolucionar el proceso de enseñanza basado en la práctica autodidacta; siempre y cuando el maestro se convierta no en un trasmisor de conocimientos sino en guía que proporcione al niño las herramientas, el ambiente y los recursos necesarios para que él mismo construya su aprendizaje.

Aplicando las teorías de Sugata Mitra, Sergio Juárez demostró que los niños son capaces de aprender por sí solos, sacar excelentes calificaciones e inclusive llegar a ser considerados como sucesores de los íconos de la era del conocimiento, la innovación y la creatividad. Cuando a Paloma le preguntaron el por qué antes no había manifestado sus habilidades, respondió: “porque nadie lo había hecho interesante”.

columnadragones@yahoo.com