DRAGONES

Una dolorosa despedida

Columna Dragones y un servidor nos despedimos de Milenio Laguna después de cumplir un periodo de ocho años de tener el privilegio de dialogar, debatir, con ustedes amables lectores, sobre diversos temas, principalmente los económicos y políticos.

Un amigo dice que he escrito siempre de lo mismo pero de mil maneras diferentes. Lo dice refiriéndose a los artículos respecto a la problemática que enfrenta La Laguna en materia de competitividad, a sus rezagos en lo relacionado al desarrollo económico y a sus dinámicas de crecimiento. Rezagos que golpean el empleo, el consumo y las aspiraciones productivas de los laguneros.

Haberlo dicho de mil maneras es más que suficiente. Considero que de la crítica periodística hay que pasar a la acción ejecutiva; por ello acepté con gusto la invitación del Alcalde de Torreón, Miguel Riquelme, quien me incorporó al esfuerzo que emprenderá el IMPLAN a favor de incrementar los mediocres indicadores de competitividad de nuestra ciudad.

Antes he sido funcionario, ahora colaboraré con un político de carrera a quien respeto como el líder que estoy seguro integrará a La Perla de La Laguna al camino del progreso y de la modernidad. Soy parte de un equipo de trabajo, de un conjunto de personas que chambearemos coordinadamente con un objetivo principalísimo: el bienestar de Torreón.

Tal pertenencia obliga a cumplir con principios éticos: a no criticar a los colegas, a solidarizarme con ellos, con el Jefe de la Comuna y con el honorable y plural Cabildo de Torreón, esté o no esté de acuerdo con sus decisiones.

Entiendo entonces la necesidad de renunciar al espacio que he ocupado en Milenio Laguna durante casi una década, espacio de crítica, espacio donde el periodista debe y está obligado a poner en la picota el accionar de los hombres y mujeres públicos. Acato y avalo con tristeza la decisión de mi periódico y la mía propia; no sin antes dejar en claro un profundo agradecimiento a los directivos y a los compañeros de Grupo Multimedios.

Con tristeza, digo, porque siempre consideraré de enorme valía la experiencia, las amistades y el contacto que logré con mis lectores gracias a las columnas Dragones y Bizhunter.

Lectores, Ángel, Juan, Rosa Esther, Marcela: muchas gracias.

columnadragones@yahoo.com