DRAGONES

Torreón: nodo de progreso humano

El relevo político en la administración de una ciudad genera expectativas positivas o negativas en los diversos sectores que integran a una comunidad. Dependerá del nuevo jefe de la comuna el sumarse buenas y restarse malas –expectativas– en la mayoría de los ciudadanos, tomado en cuenta, claro, que nadie es monedita de oro. Estoy seguro que Miguel Riquelme “se sumará muchas buenas” gracias a la decisión de poner en marcha el Instituto de Planeación y Competitividad de Torreón (IPC), un organismo de gobierno “ciudadanizado” que diseñará y concertará políticas públicas, programas y proyectos que conviertan a Torreón en un nodo urbano de creatividad, de convivencia y de progreso humano.

Al igual que se lleva a cabo en León, Querétaro, Cd. Juárez, San Pedro Garza García, el IPC promoverá los proyectos que ciudadanos y gobierno consideren detonadores del desarrollo social, cultural, económico de Torreón, con la visión de posicionar a la ciudad como globalmente competitiva, respetuosa de su entorno y de sus recursos humanos y naturales. Tres cuestiones importantes:

• “No se inventará el hilo negro.” Los regidores del Cabildo entrante Miguel Mery, Luis Gurza, el próximo tesorero Enrique Mota, profesionistas locales expertos, reconocidos asesores externos de metrópolis lideres y ciudadanos laguneros como el empresario Javier Ramos, colaboran con Miguel Riquelme en la conformación de una institución vanguardista, que coadyuve, no solamente a sacar a nuestra urbe de sus problemáticas coyunturales, sino a catapultarla como un centro manufacturero, tecnológico, y de conectividad logística con las capacidades suficientes para potenciar los flujos mundiales de comercio, transporte y generación de valores agregados entre Asia y EE.UU. Tomemos en cuenta el potencial que significa la pertinente conexión oriente-occidente que supondrá la Carretera Durango Mazatlán y los corredores Nasco y Ports to Plains.

• El IPC no le significará a la ciudad de Torreón mayores costos burocráticos. El alcalde entrante ha puesto como condición que se conforme reasignando áreas existentes.

• La participación de los ciudadanos no será una mera simulación. Éstos participarán ejecutivamente en convertir a Torreón en un nodo urbano de creatividad, de convivencia y de progreso humano.

columnadragones@yahoo.com