DRAGONES

Torreón “ya está en edad de merecer”

Torreón es una joven de 100 años. Una ciudad que observa los síntomas de la adolescencia: atraviesa por una época de cambios, tiene grandes oportunidades de desarrollo pero se encuentra en un periodo de transición donde abundan las amenazas. Sin embargo, posee el potencial para convertirse en una “Ciudad de Calidad Mundial”. Analicémoslo “con peras y manzanas”:1. La ciudad está entre las cinco de mayor productividad y de mejor entorno laboral del país.2. El 75% del valor de su producción se concentra en el sector manufacturero (metal-mecánica).3. Se ubica a menos de 600 km. de la economía más importante del mundo, la mayor demandante global de productos manufacturados (EE.UU).4. La Reforma Energética desplomará los costos en los que incurren los industriales comarcanos (energía eléctrica competitiva).Ello aunado a sus múltiples centros de educación superior hacen  irrebatible el “poder ser” de Torreón. No obstante para “llegar a ser” una urbe de calidad mundial deberemos esforzarnos en:1. Irrestricta observancia del Estado de Derecho. Abatimiento de los índices delincuenciales, finiquito del influyentísimo de los pudientes y no tolerancia a prácticas irregulares (limpia parabrisas, vendedores callejeros, taxis irregulares, etc.). Nadie por encima de la ley.2. Una administración citadina que implique un estricto apego a los usos de suelo estipulados en el Plan Director de Desarrollo Urbano; así como, incorporación de modelos vanguardistas, “metropolitanos”, de vialidad y transporte que privilegien al peatón, al ciclista y a un transporte colectivo digno, seguro, que minimice tiempos de traslado. Modelos que rompan la exclusión social y que multipliquen áreas verdes, de esparcimiento y de  cultura.3. Geometría en los esfuerzos privados y públicos en investigación, en desarrollo e innovación. Sin I+D+i las PyMES serán incapaces de sustentar una economía de altos valores agregados.4. Planes y practicas de protección del entorno y de los recursos naturales, que pongan fin a la sobreexplotación  del agua.Torreón tiene la oportunidad histórica de dejar atrás la pubertad, de convertirse en una “Ciudad de Calidad Mundial”. Difícil, pero será posible si hay  tolerancia, respeto y colaboración entre los actores de la comunidad. Entre los ciudadanos y los servidores públicos, pues. 


columnadragones@yahoo.com