DRAGONES

El Petate del Muerto de la Izquierda

Coincido con los que suponen que la Consulta Popular, tal como pasó en San Lázaro, no es una figura que pueda ser empleada para  revertir la Reforma Energética, por más que así lo pretenda el envejecido Cachorro de la Revolución, Cuauhtémoc Cárdenas. Aunque el tema de la reglamentación avanzó en la Cámara de Diputados con la aprobación de la Ley Federal de Consulta Popular, la minuta se atoró en el Senado. Durante el último día de sesiones los panistas rompieron el quórum para evitar que se discutiera y cuestionaron el proceso legislativo en la Cámara Alta al señalar que se requería analizar con calma el documento.
Aún considerando que el Senado apruebe la ley en referencia la Consulta Popular no podría revocar decisiones tomadas por el Congreso. De acuerdo con la minuta “atorada” en el Senado, si la consulta popular fuese solicitada por la sociedad, sería la Suprema Corte de Justicia quien resolvería su trascendencia y constitucionalidad. Y la Ley de Consulta Popular prohibiría de forma explícita el sometimiento de temas vinculados con ingresos y gastos del Estado. Tomando en cuenta que PEMEX genera ingresos sustantivos en la balanza presupuestaria del país, la interpretación de la norma podría conducir a declarar inconstitucional una consulta que afectase a la paraestatal.
Por otro lado, para que la Consulta Popular sea vinculante, deberá participar al menos 40% del padrón electoral, una porcentaje elevado considerando que suele no alcanzarse en elecciones presidenciales y mucho menos en intermedias.
Pero, supongamos que al PRD y a Morena se les alinearan las estrellas constitucionales y judiciales: ¿quién les asegura que la Consulta Popular favorecería, en el 2015, una segunda expropiación petrolera? Tomemos en cuenta dos cuestiones. Primera: hasta ahora no se he visto a un número significativo de ciudadanos desgarrándose las vestiduras por la apertura del sector energético. Segundo: no hay que menospreciar el poder mediático de un Presidente, Peña Nieto, que con la Reforma Energética ha logrado levantar altas expectativas de crecimiento en un país harto de mitos revolucionarios, de monopolios energéticos corruptos, y de la demagogia política del chapopote de todos los mexicanos.
Sí, la Consulta Popular es sólo el Petate del Muerto de la trasnochada izquierda.


columnadragones@yahoo.com