DRAGONES

Mejorar la educación es mejorar el futuro del país

El siguiente paso que debe darse en el ámbito de la evaluación de la educación es dejar de evaluar qué “conceptos” se han aprendido y enfocarse en evaluar las “competencias” que se han logrado.
Las pruebas ENLACE y PISA muestran carencias  importantes de competencias básicas en gran parte de los niños y jóvenes mexicanos. Gran porcentaje de ellos carece de competencias tan básicas como escribir, leer o transmitir un mensaje de forma efectiva.
Si consideramos la matrícula para el ciclo escolar 2011-2012 observamos que más de cinco millones de estudiantes, de primaria hasta la educación media superior, no cuentan con dichas competencias.
Una concepción generalizada es que se va a la escuela a aprender cosas. Entre esas cosas, leer y escribir es quizás lo primero que debería aprenderse. Sin embargo, es alarmante descubrir que en México no es fácil encontrar a un egresado de la educación media superior (pública y privada) que tenga una buena comprensión de lo que lee y que logre redactar, transmitir y comunicar sus ideas por escrito en una forma clara y precisa.
14% de los estudiantes de primaria y 37% de los egresados de secundaria no tienen la capacidad básica de saber escribir. Algo que refleja la prueba PISA realizada en 2009 a alumnos del último grado de bachillerato es que 21% de esos jóvenes carecen de tal habilidad.
Es lugar común el escuchar, de parte de empresarios y ejecutivos del sector privado y de funcionarios del sector público, el que muchos jóvenes no saben redactar un documento y transmitir una idea. En otras palabras, que después de haber pasado la mayor parte de su vida en la escuela, no escriben, ni leen ni se comunican de forma efectiva.
La responsabilidad de los malos resultados en la educación recae en un gran número de actores. El objetivo de la educación en México no debe ser obtener notas perfectas en evaluaciones como PISA o ENLACE, sino el que los jóvenes obtengan las competencias necesarias para triunfar en el mercado laboral y para contribuir al desarrollo del país.
Espero haber comprendido lo que quisieron trasmitir Mariana Meza y Ernesto García al escribir su artículo, en Tanque Pensante, titulado: ¿Jóvenes Competentes?



columnadragones@yahoo.com