DRAGONES

¿Qué tan Mandela somos?

Me gustaría que me recordaran no como alguien singular o especial, sino como parte de un gran equipo que ha luchado por muchos años, por muchas décadas e incluso siglos en este país”. Nelson Mandela.
Mucho se escribirá, narrará de este icono de la humanidad. Un servidor no es el más calificado para hacerlo. Pero como parte de un gran equipo que soy, del equipo de los que dicen querer a La Laguna, de los que dicen luchar por su tierra, pregunto: ¿qué tan Mandela somos tú y yo?
¿Qué tan útiles, hacedores,  forjadores de una nueva realidad, de un mejor futuro para nuestros descendientes somos?
¿Qué ideales y principios mueve nuestra voluntad, nuestro accionar privado y público? ¿Somos acaso un idiota? En la antigua Grecia, el idiota no era el débil de juicio sino el supremo egoísta, aquel que no estaba interesado más que en su asunto. Idiota: un hombre que lleva el interés por su vida al extremo de olvidar cualquier consideración por lo público. Un hombre que carece de talento y vocación para desempeñarse en el foro; aquel que cree innecesaria la sociedad para su existencia; el hombre al que la comunidad le tiene sin cuidado. Se sabe que los griegos, inventores de la democracia estaban convencidos que el hombre era una animal político. Más que un animal de razón, una criatura urbana. Fuera de la ciudad, decía Aristóteles, los hombres serían bestias o dioses. Quienes no se interesaban por la ciudad eran idiotas.
Y si al decir de los antiguos griegos no nos consideramos idiotas, ¿qué grado de animal político somos? ¿Qué estamos dispuestos a sacrificar por La Laguna? ¿Tiempo? ¿Dinero? ¿Horas de sueño? ¿Prestigio? ¿Contratos? ¿Un puesto? ¿Un cochupo? ¿Una despensa? Nelson Mandela arriesgó su vida, sacrificó su libertad al permanecer gran parte de su vida en cautiverio.
¿Qué tan capaces somos de vencer la incertidumbre, los temores, el deseo de dejarse vencer por los acontecimientos adversos? ¿En qué medida somos capaces de vencer los sentimientos que abrumaron durante su lucha y estancia en la cárcel al Premio Nobel de la Paz que peleó por los derechos humanos y por un mejor futuro de los sudafricanos?
Reconozco que mis preguntas pueden ser estúpidas, pero estoy seguro que no son idiotas.


columnadragones@yahoo.com