DRAGONES

IMEF, Laguna ya nos acostumbró a lo bueno

Agradezco al Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, Laguna y específicamente a mi amigo Fernando Royo, la invitación a escuchar las interesantes conferencias que se impartieron ayer en el Club Campestre de Torreón.

Siempre resulta grato escuchar a Jonathan Heath, una reconocida voz en materia económica. Coincido con él en cuanto a las causas múltiples que explican la caída, en el 2013, de la tasa de crecimiento del PIB mexicano a ritmos apenas superiores al 1%.

Jonathan utilizó como metáfora los fenómenos meteorológicos Manuel e Ingrid, los cuales al coincidir en tiempo y lugar provocaron en México uno de los desastres humanos de mayor impacto de la era moderna. Buena metáfora porque la caída en la dinámica de crecimiento del PIB nacional, que dio al traste en el corto plazo con los optimistas planes de inicio de sexenio de Peña Nieto, son resultado de fenómenos económicos que se han dado en simultaneo en territorio gringo y en territorio azteca.

En los EE.UU se frenaron las sinergias positivas en el mercado industrial que venían impulsando la industria manufacturera mexicana, importantísimo sector exportador de nuestra economía, generador de un buen número de cadenas productivas.

Al frenarse la producción industrial de EE.UU se redujo la importación de manufacturas aztecas por parte de dicho país y la demanda de empleo de los muchos paisanos que chambeaban en la tierra de Mickey Mouse; lo cual, aunado a la reducción de los flujos migratorios por las restricciones impuestas en la frontera, resultó en una seria declinación de las remesas.

Sin embargo, no solo factores externos explican la caída en las expectativas de crecimiento del PIB 2013, año de reformas pero también de serias decepciones. Entre los factores internos encontramos la reducción de las tasas de inversión, tanto del sector público como del sector privado, principalmente en la construcción. Lo cual no debe extrañarnos dado que es una situación que se ha repetido invariablemente al inicio de cada sexenio. Lo que extraña es que el supuesto genio de la economía Luis Videgaray y el resto del gabinetazo económico, no hayan previsto la referida situación.

Bien por IMEF Laguna, quien ya nos acostumbró a disfrutar, año con año, de conferencias y eventos de calidad.

columnadragones@yahoo.com