DRAGONES

Gravity pudo haberse filmado en La Laguna

Alfonso Cuarón, en respuesta a las críticas que algunos expertos en el espacio hicieron a Gravity, la película escrita y dirigida por él, declaró: “No es un documental. Es una obra de ficción.”

No soy experto en cine, como lo es mi compañera Marcela Moreno, pero para mi el valor de Gravity no se sustenta ni en su veracidad científica ni en las fantasías que logra generar en el espectador, sino en la bien lograda representación de la lucha de un ser humano –en este caso una mujer– por sobrevivir ante los enormes retos que le imponen ciertas circunstancias. Tal representación pudo haber sido lograda en un desierto, o en la inmensidad del océano. Pero también pudo haber narrado, no un hecho ficticio, sino un caso de la vida real, de esos en los que una persona se ve obligada a superar desafíos, carencias y/o enfermedades. Como por ejemplo, Maricarmen Russek, una mujer lagunera que pelea una singular batalla. La batalla de superar una terrible enfermedad, tan terrible como incomprendida: el llamado “Trastorno Bipolar”.

Loable es el combatir, por decisión propia, una enfermedad que causa estragos físicos y sociales, dado que el comportamiento de la persona que la padece la pone en la picota de la crítica de la sociedad. Pero más loable es que Maricarmen haya escogido el camino del servicio comunitario como el medio para superar su trastorno. Reproduzco la carta que ella remitió:

Yo, Maricarmen Russek Portales, hago una atenta invitación a toda la ciudadanía a cooperar con lo que puedan o quieran, ya sea económicamente o en especie. Pueden ser medicamentos, sillas de ruedas o aparatos ortopédicos que hayan dejado de usar, ropa, cobertores, alimentos, dando un donativo mensual, y/o como voluntarios ya que recién iniciamos como fundación, y tenemos muchísimos casos en los que estamos ayudando a personas con capacidades diferentes, de la tercera edad, migrantes e indígenas de escasos recursos y que tienen muy mala salud. Si les interesa cooperar pueden contactarme y con gusto los visitaré. Recuerden que de gota en gota el río se desborda.

En la película Gravity la doctora Ryan Stone logra salvarse gracias a la ayuda del comandante Matt Kowalsky.

En la vida real Maricarmen espera su llamada en los teléfonos: 87 11 90 79 60, 87 17 21 21 00.

columnadragones@yahoo.com