DRAGONES

Federalismo y el México de las simulaciones

Federalismo: “sistema político en el que el poder se reparte entre un estado central y sus diferentes partes federadas; intenta evitar un poder central absoluto que absorba todas las funciones.” Si damos por buena tal definición podemos decir que en México el federalismo­ –junto con la descentralización– nunca han existido y por lo visto nunca existirán. En épocas del PRI como único partido en el gobierno los gobernadores eran simples funcionarios del presidente en turno, quien centralizaba presupuesto y poder político. Los alcaldes también eran simples funcionarios; los de las grandes ciudades del presidente y los de menor calado del titular del Poder Ejecutivo Estatal. Con la llegada de la democracia los gobernadores pasaron de lacayos a virreyes, y aunque los municipios siguieron  amarrados a la discrecionalidad presupuestal por un momento pareció que eso del federalismo –y la descentralización– se haría una realidad. Parecía, porque sin democracia o con democracia, con PRI o con PAN, el sistema político ha seguido caracterizándose por ser cualquier cosa menos federalista y descentralizado. Y es que es enorme la dependencia de estados y municipios respecto de las transferencias federales.  De acuerdo a David Colmenares “a nivel de la OCDE somos el miembro con el sistema tributario más centralizado, en el cual nueve partes de la recaudación de los ingresos tributarios se concentra en el gobierno federal. Las entidades federativas y los municipios tienen potestades de bajo potencial recaudatorio. En el caso de las entidades federativas hablamos de los impuestos sobre nóminas, anuncios, hospedaje y una tenencia con base disminuida. En el caso de los municipios nos referimos al impuesto predial, mismo que puede contribuir en mucho a mejorar las finanzas locales; pero que, se cobre como se cobre, nunca podrá resolver los problemas estructurales de las finanzas municipales.”En México el federalismo y la descentralización son una  quimera y tal parece que lo seguirán siendo, no solamente en lo que se refiere a la cuestión presupuestal, ahí tienen ustedes lo del Mando Único Policial, lo de la Gendarmería Nacional, lo de desaparecer los Institutos Electorales Estatales, entre otras tendencias centralistas y anti federalistas. 


columnadragones@yahoo.com