DRAGONES

“Dicen que mi gobierno es medio aburrido”

No creo que el gobierno de Rubén Moreira tenga algo de aburrido como aseguró el gobernador de Coahuila al afirmar que algunos lo piensan así. Ojala fuera aburrido y no uno plagado de esos escándalos que constantemente aparecen en los medios nacionales y locales. Escándalos no generados en la administración actual, pero sí en la de “El Profe”, quien no satisfecho con dejarle a Coahuila terribles pasivos (deuda pública, seguridad, corrupción) y heredarle a su hermano las graves consecuencias políticas de tales pasivos, mantiene un protagonismo que aviva el resentimiento de los coahuilenses ante el lujo, la impunidad y la desfachatez, en la que vive el responsable de las restricciones financieras y las problemáticas de seguridad que sufre su estado. A Humberto Moreira poco parecen importarle tales restricciones y problemáticas. A pesar del sainete que han provocado las acusaciones por lavado de dinero del gobierno de EE.UU al ex gobernador Jorge Torres, el nefasto “Profe” nos ha mantenido informados, con fotos y noticas, sobre su belleza física y sus logros académicos, amen de los ataques a Rubén Moreira que familiares y allegados a él llevan a cabo en las redes sociales.
¿Por qué Humberto Moreira no es llamado a cuentas? ¿Qué sabe o qué le deben para que se le permita tal impunidad y el seguir desequilibrando la gobernabilidad de Coahuila? ¿Por qué no lo pone en orden el Presidente Peña Nieto?
El gobierno de Rubén Moreira ha sido austero y ha ordenado el gasto público, pero no ha sido aburrido.  Ha actuado con pertinencia en el combate al crimen organizado depurando las policías del Estado, cerrando los casinos y los table dance, regulando la venta de alcohol, pero no ha sido aburrido. Ha cumplido su palabra de mejorar el estaus de la mujer, con acciones como la de haber puesto en marcha el Centro de Justicia de la Mujer, pero no ha sido aburrido. Ha sorprendido abriendo su informe al debate y al dialogo directo del ejecutivo con las fuerzas políticas de la entidad, pero no ha sido aburrido.
El gobernar Coahuila va a ser aburrido, entendiéndose tal término como un regreso a la normalidad institucional, hasta que “El Profe” deje de alterar dicha normalidad institucional. Sea lo que sea que ello signifique.



columnadragones@yahoo.com