BIZHUNTER

El último empleo

Los mexicanos seguimos  anclados en una visión del mundo laboral que está siendo rebasada por los hechos. ¿Cuáles hechos? Pues aquellos que nos dicen que el trabajo formal en grandes corporativos será la modalidad laboral más escasa en el mundo, incluido México. Me refiero a esa chamba que puedes desempeñar en una empresa que no es de tu propiedad, que  religiosamente paga un sueldo o un salario y las prestaciones que concede la ley. El que tenga una maravillosa chamba de aguinaldos, de repartición de utilidades, de horarios fijos,  que la cuide porque hay dos circunstancias que convertirán a esos empleos en un recuerdo de tiempo de los abuelos: el geométrico crecimiento de las tecnologías que sustituyen a empleados y trabajadores y la tendencia de los corporativos a subcontratar a empresas externas y/o a profesionistas independientes (freelanceros) para que lleven a cabo las actividades que no forman parte de su “Core Business”, de su actividad primaria pues.Es así que en el próximo futuro los enormes edificios verticales, repletos de oficinas y de oficinistas, serán sustituidos por redes de comunicación e información mediante las cuales emprendedores y profesionistas independientes, de alto valor agregado, prestarán servicios outsourcing desde el garaje de su casa o desde pequeñas oficinas.El problema es que a pesar de que estamos en el umbral de una macro tendencia dominante, que transformará radicalmente el mundo laboral, nuestras universidades continúan educando a jóvenes que tienen como meta obtener un empleo de tiempo completo en una gran empresa –multinacional de preferencia– donde lo que no hayan aprendido o desarrollado durante la carrera lo aprenderán o desarrollarán en la oficina.Es una realidad que la currícula en la mayoría de las universidades, en lo que concierne a formar emprendedores  y trabajadores independientes, es raquítica y obsoleta. En vez de engrosar los ejércitos de desempleados con miles de licenciados en administración, por ejemplo, las universidades deberían enseñar a los jóvenes a crear su marca personal, a identificar un nicho lucrativo, a diseñar servicios outosourcing, a elaborar sus propios planes de retiro, a colaborar con profesionistas internacionales.A sobrevivir en el Siglo XXI, digo, no. 



columnabizhunter@yahoo.com